Europa promociona el consumo de productos de origen animal contradiciendo las premisas del ‘Pacto Verde Europeo’

La Comisión Europea lleva años destinando millones de euros de dinero público a la promoción del consumo de productos de origen animal contradiciendo las premisas del Pacto Verde Europeo. Ahora tenemos la oportunidad de dar nuestra opinión al respecto.

La Comisión Europea asegura que El Pacto Verde es su máxima prioridad, y con ello la “Estrategia sobre la Biodiversidad” y la “De la granja a la mesa” las cuales pretenden incentivar una dieta a base de vegetales y una agricultura sostenible y respetuosa con el bienestar animal. A pesar de esto lleva años destinando dinero público a campañas que promocionan el consumo de carne y otros productos de origen animal.

Desde el 2017 la CE ha destinado, a través de CHAFEA/EREA, más de 12 millones de € a asociaciones españolas para promocionar el consumo de cerdo y más de 9 millones para la carne de ovino y caprino, entre otras. Por ejemplo, una de estas campañas tiene como objetivo motivar el consumo de carne de cerdo informando sobre la “realidad” del alto nivel de bienestar animal y sostenibilidad en toda la cadena de producción. Sin embargo, en 2017 la propia Comisión Europea detectó mediante auditorías en granjas españolas graves infracciones como la realización del corte de colas en cerdos de forma rutinaria a pesar de estar esto prohibido.

Uno de los aspectos importantes en cuanto a salud pública y ambiental que destaca el Pacto Verde es la necesidad de la reducción en el uso de antimicrobianos, ya que la resistencia a antibióticos es responsable de la muerte de 33.000 personas al año en la UE. Este es un grave problema en España donde la producción animal intensiva depende del uso excesivo de antibióticos, concretamente 8 veces más respecto a la cantidad recomendada (Our World In Data).

Numerosos datos al respecto lo demuestran, como que el 26% de las ventas de antibióticos para animales destinados a consumo de la UE pertenecen a España (European Medicines Agency) y un 51% de ellas son administrados a cerdos. Incluso, en un estudio llevado a cabo por la WAP en colaboración con FAADA, se encontraron niveles de presencia de ARGs (Genes de Resistencia a Antibióticos) 200 veces superior a los niveles basales en agua subterránea cercana a explotaciones de cerdos. Asimismo, otro estudió reveló alta prevalencia de cepas de Campylobacter multirrestistentes a antibióticos, la cual es la zoonosis más común en la UE (Marín et al 2021).

- Advertisement -

La estrategia “De la granja a la mesa” asegura que un incremento en la dieta a base de vegetales y una disminución en el consumo de carne roja y procesada no sólo reducirá el riesgo de enfermedades mortales, sino también el impacto ambiental. Por ello la misma es una de las máximas prioridades de la comisión, que estima que en Europa las dietas no saludables son responsables de 1 de cada 5 muertes y de más de 16 millones de casos de enfermedades como las cardiovasculares o el cáncer.

Teniendo en cuenta estas evidencias, es desconcertante que la Unión Europea destine dinero público para apoyar campañas como las arriba mencionadas fomentando el consumo de productos de origen animal como la carne roja. Por ello Eurogroup for Animals, coalición internacional de la que FAADA es miembro representante en España, ha lanzado un llamamiento, tanto a ciudadanos/as como a organizaciones nacionales, para participar en la consulta pública que la comisión ha iniciado con el objetivo de realizar una revisión de las políticas de promoción de productos agrícolas. De esta manera podremos exigir que se acabe con la promoción de productos animales y priorizar la promoción de dietas a base de vegetales.

Puedes participar en la consulta hasta el 23 de junio a través de siguiente enlace.

Fuente: Faada

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés