Los alimentos ecológicos SÍ son de mayor calidad que el resto

Técnicas básicas de producción ecológica. Rotación de cultivos. Consiste en alternar familias distintas de plantas. Persigue preservar la biodiversidad y mantener la fertilidad de los suelos.Asociaciones de cultivos. Se cultivan dos o más especies diferentes de modo que se beneficien mutuamente o que se beneficie una de ellas sin verse afectada la otra. Setos y vegetación en los márgenes. Se sitúan en los márgenes de las zonas de cultivo. Contribuyen a evitar las inclemencias de las condiciones climáticas y favorecen la atracción de insectos que facilitan la polinización. En general, aportan todos los beneficios derivados de la biodiversidad.Cubiertas vegetales en el suelo. Permiten el reciclaje de los sustratos nutritivos del suelo, impiden la erosión y favorecen una alta actividad microbiológica y por tanto el aporte de materia orgánica.Integración de la agricultura y la ganadería. Los animales juegan un papel muy importante en el sistema agrícola ya que suministran al suelo el sustrato orgánico indispensable para el abono de los cultivos.
 

Ventajas:

 

Ausencia de restos de pesticidas de síntesis.

- Advertisement -

 

Su producción requiere de mayor mano de obra que la producción convencional, por lo que en el ámbito local y en el medio rural, los beneficios son evidentes.

 

Aumento de la biodiversidad. Es una producción que utiliza la biodiversidad natural como una herramienta imprescindible en el manejo de las fincas.

 

Contaminación de aguas y medio ambiente. Disminuye la contaminación de aguas subterráneas y suelos por la utilización de fertilizantes orgánicos de baja solubilidad, empleados en las cantidades adecuadas. Además, como no se emplean pesticidas, contribuye a mejorar la calidad del aire.

 

Contenido nutritivo. Los productos de la agricultura ecológica, según sus defensores, contienen más principios nutritivos que los procedentes de explotaciones convencionales, si bien la afirmación está por demostrar, ya que no existen estudios concluyentes al respecto.

 

El principal valor añadido de los productos ecológicos es su respeto al medio ambiente y su compromiso con el desarrollo sostenible.

 

Inconvenientes:

 

Apariencia física (color, brillo o tamaño, etc.). En general, los alimentos ecológicos resultan de calidad inferior en este sentido. Sin embargo, lo que en realidad importa es el contenido nutritivo de los alimentos que integran nuestra dieta cotidiana.

 

Conservación o vida útil. Es algo inferior, en algunos casos, a la de los alimentos convencionales.

 

Precio. Los alimentos ecológicos resultan un poco más caros debido a que los sistemas de producción son más lentos y las necesidades de mano de obra, mayores.

 

 

¿CÓMO RECONOCER QUÉ ALIMENTOS SON ECOLÓGICOS?

 

AlbaricoqueLa agricultura ecológica se encuentra regulada legalmente en España desde 1989, año en el que se aprobó el Reglamento de la Denominación Genérica «Agricultura Ecológica» y su Consejo Regulador, que vino aplicándose hasta la entrada en vigor, el 1 de enero de 1993, del Reglamento (CEE) 2092/91 del Consejo, sobre la producción agrícola ecológica y su indicación en los productos agrarios y alimenticios, fecha a partir de la cual prevalecen los preceptos de la norma comunitaria.

 

Desde 1993, las competencias de control de la producción ecológica quedan en manos de las Comunidades Autónomas, por lo que existen en la actualidad 17 Organismos de Control (Consejos o Comités de Agricultura Ecológica, CAE) encargados de verificar que los alimentos ecológicos que llegan al mercado cumplen las normas recogidas en el Reglamento 2092/91. Además, las operaciones comerciales de compra y venta realizadas con alimentos ecológicos también quedan registradas. Los controles sobre la producción ecológica se realizan en las fincas de producción, en las industrias de transformación (incluyendo almazaras, fabricación de piensos y mataderos) y pueden efectuarse en la cadena de comercialización.

 

Cuando una partida de alimentos supera todos los controles a los que es sometido, recibe una etiqueta que permite diferenciarlos del resto de alimentos del mercado en la que figura la leyenda “Agricultura ecológica”. En España 16 de los 17 organismos de control tienen una etiqueta similar, mientras que Andalucía identifica sus alimentos ecológicos con un logotipo diferente al resto. Desde febrero de 2000, los agricultores ecológicos pueden solicitar la utilización de una etiqueta europea que pretende facilitar a los consumidores la identificación de los alimentos ecológicos, así como facilitar su intercambio entre los países de la Unión Europea.

 

Es necesario aclarar que términos como natural, sin conservantes o aditivos, bio, dietético y otros utilizados habitualmente en el etiquetado de alimentos, poco o nada tienen que ver con el método de producción ecológico y, por tanto, no deben confundir a los consumidores.

 

www.consumer.es – Eoski

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés