Alimentos ecológicos entre los escolares oscenses

El Comité Aragonés de Agricultura Ecológica nació en 1995 con la intención de aplicar en Aragón los sistemas de producción ecológica. Actualmente se dedica a la certificación de productos agroalimentarios, a la formación en esta materia y a la promoción de este tipo de agricultura.

Tres colegios aragoneses, entre los que se encuentra el centro San Vicente de la capital altoaragonesa, sustituyen los productos de sus menús escolares por alimentos ecológicos. Es una forma pionera de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Aragón para fomentar la alimentación sana entre los más jóvenes, según subrayó hoy en Huesca el consejero Gonzalo Arguilé.

 

Puré de verduras, escalopines empanados y fruta son los dos platos y el postre ecológico que hoy han degustado los alumnos del Colegio de San Vicente, con el que se pone en práctica el programa presentado de manera conjunta en los tres centros escolares aragoneses. Hasta Huesca se desplazó el consejero de Agricultura, Gonzalo Arguilé, quien acompañó a los alumnos durante su almuerzo.

 

Arguilé resaltó la importancia que tiene el consumo de los productos procedentes de la agricultura y ganadería ecológica aragonesa, y por otra parte, expuso que el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica, apuesta por la preservación de los recursos naturales como consecuencia de la producción de alimentos biológicos.

 

El consejero de Agricultura consideró que es importante potenciar estos alimentos entre los niños. «Para crear el hábito, hay que comenzar por los niños, porque en esa edad es cuando se quedan en la memoria los olores y sabores y cuando eres mayor repites y los buscas», señaló Gonzalo Arguilé, al tiempo que añadió, que «los colegios tienen su calendarios y adaptan sus menús, y con esta iniciativa lo único que cambian son los productos, es decir, que en lugar de ser productos estándar son ecológicos».

 

Un alimento ecológico es el que se obtiene a partir de la producción ecológica. En este sentido, el uso mínimo de fertilizantes y plaguicidas, el uso de plaguicidas naturales, no sintéticos y el establecimiento de normas sobre materias permitidas, restringidas y prohibidas son algunos de los aspectos que se tienen en cuenta para obtener un producto biológico.

 

Se trata de un sistema de producción de alimentos más respetuoso con el medio ambiente porque disminuye la contaminación de suelos y aguas, contribuye a aumentar la sostenibilidad del sistema agroalimentario y favorece la biodiversidad de los agroecosistemas.

 

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés