El CO2 de los coches: se debe reducuir mucho más

Ecologistas en Acción y Greenpeace se hacen echo del informe sobre las emisiones de los vehículos vendidos en Europa durante 2008 que hoy presenta la federación Transport & Environment (T&E) [1]. Un análisis de los resultados de este trabajo permite comprobar cómo es posible reducir mucho más estas emisiones de lo que lo están haciendo la mayor parte de los fabricantes. También se deduce la necesidad de regular las emisiones de furgonetas y camiones.

 

Los fabricantes de automóviles redujeron el consumo de combustible de sus vehículos, y por tanto las emisiones de CO2, en un grado muy diferente durante 2008. De hecho, algunos fabricantes consiguen reducciones cuatro a cinco veces mayores que otros, lo cual demuestra el amplio margen de que dispone la industria automovilística para fabricar vehículos menos contaminantes.

 

- Advertisement -

Así, los datos publicados hoy por Transport & Environment (T & E), organización a la que pertenece Ecologistas en Acción, muestran que las emisiones medias de los automóviles vendidos en Europa durante 2008 por BMW y Mazda han reducido sus emisiones en un 10% y el 8,2%, respectivamente, si bien esta última marca partía de una situación de muy altas emisiones. Sin embargo, nueve de los catorce mayores productores de automóviles quedaron por debajo del 4% [1].

 

Obviamente, es muy importante fijarse en la situación de partida: durante 2008 los vehículos menos emisores han sido los vendidos por Fiat, seguido de PSA Peugeot-Citroën y de Renault. En el otro extremo, están marcas como Daimler, Nissan, Volkswagen o Mazda, que son las que fabrican, por ese orden, vehículos más contaminantes.

 

El descenso medio de emisiones de los coches vendidos en Europa es de un 3,3% (pasando de 158,7 g/km un año antes a 153,5 g/km durante 2008). En cuanto al Estado español, estas mismas emisiones han sido en 2008 de 148 g/km, lo que supone una reducción del 3,4% con respecto a 2007). Es de destacar que países como Dinamarca (8,3% de reducción de emisiones entre 2007 y 2008) o Finlandia (8,2%) son precisamente los Estados que han establecido medidas más claras de fiscalidad para reducir las emisiones de CO2, lo que con nitidez indica un buen camino a seguir por el resto.

 

Como se recordará, la normativa europea aprobada a finales de 2008 fija objetivos vinculantes para las emisiones medias de CO2 de cada fabricante, en concreto un límite de 130 g/km para 2015, un objetivo que organizaciones como Greenpeace y Ecologistas en Acción siempre consideraron muy poco ambicioso. Según el informe que hoy se presenta, las notables diferencias en el rendimiento de los diferentes fabricantes de automóviles muestran que el objetivo es fácilmente alcanzable a poco que se tenga voluntad para ello, y que se debía haber sido mucho más audaz a la hora de exigir reducciones. Efectivamente, marcas como Fiat o PSA Peugeot-Citroën ya están por debajo de los 140 g/km. La primera es la que más cerca está de cumplir con su objetivo para 2015. Fiat, en cambio, a pesar de unas emisiones medias inferiores a las de PSA Peugeot-Citroën está en cuarta posición en el ranking de las compañías que más se acercan a su objetivo para 2015 ya que fabrica vehículos 160 kg más ligeros que los de PSA y, por lo tanto, está sujeto a un objetivo más ambicioso [2].

 

Aún con sus limitaciones, la nueva legislación de la UE ya está teniendo efectos. La caída global de las emisiones medias de CO2 no se puede relacionar sólo con la crisis financiera, los altos precios del combustible o los cambios en el comportamiento de los consumidores, puesto que las reducciones no han sido uniformes según las marcas.

 

Para las dos organizaciones ecologistas, este impacto positivo de la legislación sobre los coches se suma a la evidencia de que es necesario fijar objetivos jurídicamente vinculantes a las furgonetas y camiones, responsables casi de la mitad de las emisiones de CO2 imputables a la carretera.

 

Notas: [1] Informe completo disponible (en inglés, 225 Kb) en: http://www.transportenvironment.org/docs/2009_09_car_company_co2_report_final.pdf

 

El informe también analiza algunas de las estrategias de los fabricantes de automóviles para reducir sus emisiones medias. Así, Ford se desprendió de Jaguar y LandRover, muy emisores, lo que por sí solo representaba más de la mitad de las reducciones de la compañía. Otros fabricantes como Grupo Volkswagen, junto con Toyota y Honda no ofrecen la tecnología más eficiente en toda su gama, sino en algunos modelos. Otros fabricantes, como el grupo BMW, que registró las mayores mejoras para el segundo año consecutivo –si bien partiendo de emisiones muy altas–, ofrece su tecnología Efficient Dynamics en toda su gama de productos.

 

[2] La legislación europea en materia de emisiones de CO2 de los automóviles fija un objetivo por cada compañía sobre la base del peso medio de la flota de vehículos que ésta comercializa. Este sistema, que encontró la fuerte oposición de las ONG ecologistas, entraña un incentivo perverso para que los fabricantes aumenten el peso de sus productos para que la legislación les exija menores esfuerzos. Para más información: http://www.greenpeace.org/espana/reports/por-que-el-peso-y-no-el-tama.pdf

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés