El venado de Manhattan muere por estrés

El pasado jueves el venado saltó las rejas de una construcción de viviendas públicas y tuvo que ser capturado: la policía llegó al lugar y le pusieron tranquilizantes para atraparlo.

Un venado que apareció en un parque en pleno Manhattan hace dos semanas y generó todo un debate en la ciudad sobre si se le debía aplicar la eutanasia en lugar de intentar relocalizarlo, murió este viernes a causa de la situación de estrés a la que se vio expuesto al ser capturado y no ser liberado a tiempo.

«Era un animal que estaba bajo una gran carga de estrés por las pasadas 24 horas y ha sido sedado por mucho de ese tiempo», dijo Sam Biederman, un portavoz del departamento de parques en Nueva York. «Desafortunadamente murió».

Aún se desconoce cómo pudo este venado de cola blanca llegar hasta el barrio Harlem en Nueva York, donde lo encontraron en un parque llamado Jackie Robinson, por lo que los vecinos del lugar empezaron a llamarlo J.R. y a visitarlo cada día para tomarle fotos y hacerle videos. Sin embargo, no faltaba mucho para que el ciervo decidiera salir de allí y atravesara una de las transitadas calles de la ciudad, lo que ya representaba un peligro.

- Advertisement -

El pasado jueves el venado saltó las rejas de una construcción de viviendas públicas y tuvo que ser capturado: la policía llegó al lugar y le pusieron tranquilizantes para atraparlo. A partir de ese momento lo que pudo haber sido un incidente más de vida salvaje en la ciudad, se volvió un tema de discusión que enfrentó al mismo alcalde con el gobernador.

Cuando fue capturado la ciudad anunció sus planes de matarlo, citando los consejos de los oficiales de vida salvaje según reportó The New York Times. Pero, horas más tarde, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ofreció su ayuda para trasladar al venado sin importar las propias políticas del estado de no expedir permisos para relocalizar venados «porque los sitios aptos para la liberación no están disponibles (cercanos) y porque las pocas probabilidades de que sobrevivan no justifican los riesgos».

Aunque al principio se negaron a aceptar la oferta del gobernador -y en esa toma de decisión pasó más tiempo aún-, ya iban en camino oficiales del Departamento de Conservación Ambiental a recoger al venado para llevárselo y liberarlo en un área al norte del estado, cuando el animal falleció en el refugio donde permanecía.

El argumento de la ciudad era que por el tiempo que el venado había pasado en cautiverio no sobreviviría al traslado. «Si un venado está ya en una locación natural y puedes dejarlo ahí, entonces tiene una posibilidad de sobrevivir, pero si no, no tienes realmente otra opción», dijo el alcalde Bil de Blasio a una estación de radio citado por el Times. «Es cuestión de si será una muerte rápida y compasiva versus un potencial largo y muy doloroso proceso».

Tras la muerte, el departamento de parques de la ciudad culpó al estado de lo sucedido. «Desafortunadamente por el tiempo que tuvimos que esperar por el Departamento de Conservación Ambiental a que viniera y transportara al venado, este ha fallecido», aseguró Biederman.

La pelea no terminó ahí, pues el estado también intentó librarse de culpabilidad diciendo en un comunicado que todo se debió a la tardanza de la ciudad en tomar una decisión, pues ellos se habían ofrecido a recoger al animal desde el día anterior para transportarlo a un hábitat adecuado. «La ciudad no aceptó nuestra oferta apenas hasta hoy antes del mediodía y mientras estábamos llegando a la escena el venado murió en posesión de ellos», señalaron.

Y por supuesto, el debate generó revuelo en la ciudad y entre aquellos que pedían a través de redes sociales que le salvaran la vida al venado perdido entre la urbe, una de las razones por las que el gobernador intervino a su favor y se dio toda la movilización… tal vez demasiado tarde. Una situación de animal salvaje en medio de la ciudad no da tiempo para la burocracia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés