Aprobación unánime del senado de Chile al acuerdo de la COP21

“El martes pasado, la Comisión de Medio Ambiente perteneciente al Senado chileno aprobó por unanimidad el proyecto que ratifica el Acuerdo de París, que fuera adoptado en diciembre de 2015 y luego en setiembre de 2016 contase en Nueva York con la firma de la presidenta chilena Michelle Bachelet.”

Un Acuerdo mundial

El acuerdo de la COP21 de París tiene por objetivo que se logre reforzar la respuesta mundial ante la amenaza que representa para todos los países el cambio climático, dentro de un contexto de desarrollo sostenible y poniendo énfasis en la erradicación de la pobreza.

El Ministro de Medio Ambiente chileno, Pablo Badenier, resaltó el papel que su país está jugando a nivel mundial, recalcó el compromiso permanente de la nación con la acción climática y explicó que esta ratificación es una muestra muy clara de ello.

También insistió en que es fundamental que se tomen medidas locales y globales, que impidan que países como Chile, que es altamente vulnerable al Calentamiento Global y a los efectos perniciosos de las emisiones de gases de efecto invernadero, sigan pagando las consecuencias de los que más contaminan.

Chile se suma así a la gran mayoría de los pases que estuvieron presentes en el histórico evento y que se comprometieron entre otras metas a que el aumento de la temperatura media del planeta no sea mayor a los 2ºC y en lo posible limitarlo a no más de 15ºC, para 2030.

Medidas implementadas

Una de las medidas que el país andino ha tomado es la de que para 2030 exista una reducción real de al menos un 30% de las en las emisiones de dióxido de carbono medidas por unidad de PIB, de las que se registraron en 2007 (un año considerado por los chilenos como “negro” en cuanto a contaminación ambiental se refiere).

Dado que el sector forestal es el que concentra la mayor absorción de este tipo de gases de efecto invernadero, el país también se ha comprometido a recuperar y gestionar de forma sustentable un mínimo de 100.000 hectáreas de los llamados “bosques nativos”, con lo que se aseguraría la captación y reducción de unas 600.000 toneladas de dichos gases.

Esta es una parte de los aportes que Chile aportará en el marco de los NIDC (Contribuciones determinadas a Nivel Nal.), que son medidas a las que se comprometieron los firmantes del acuerdo de París y que permiten que cada cinco años se evalúe el compromiso de cada nación con lo pactado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés