La Nación Uwa demanda a Colombia

“La Asociación Uwa, la ONG internacional EarthRights International y la organización colombiana de derechos humanos Cajar, presentaron una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a favor de los UWa por las violaciones de los derechos humanos cometidos, la reparación de los daños y el cese de las agresiones.”

Años de sufrimiento

Durante más de 20 años, los U’wa han tenido que soportar las consecuencias de diversos proyectos que afectan sus territorios y que fueron desarrollados sin consulta previa, incluyendo exploración de hidrocarburos, turismo, minería y militarización de sus territorios.

Entre los puntos fundamentales que se cuestionan está la ausencia de políticas de regulación de las consultas con los pueblos indígenas en Colombia y el incumplimiento por parte del Estado colombiano de sus obligaciones internacionales de proteger el derecho al territorio ancestral y los recursos naturales del subsuelo.

El documento contiene fuertes argumentos sobre la responsabilidad de Colombia por violar derechos como el derecho a la vida, a la integridad de la Nación U’wa, a los beneficios de la cultura, al territorio ancestral (su preservación y cuidado medioambiental), a la igualdad ante la ley, a la libertad de expresión y a la protección judicial.

Este caso es una nueva oportunidad para que el sistema interamericano proteja los derechos de los pueblos indígenas en Colombia de los daños espirituales, culturales, ambientales y sociales resultantes de proyectos de desarrollo, implementados sin consentimiento previo en sus territorios, que lamentablemente es un hecho más que comprobado, en esta y otras naciones indígenas.

Derechos consignados y no respetados

Cada vez que se deba realizar una prospección, una carretera o incluso una incursión militar, se debería consultar previamente a los pueblos involucrados y no tomar el atajo de hacer lo que les viene en gana y luego buscar excusas y en la minoría de los casos, dar escuetas indemnizaciones por los daños ocasionados.

Los pueblos indígenas de Colombia no pueden seguir siendo rehenes de las acciones que se toman, con el fin de conseguir más riquezas para unos pocos, como sucede en el caso de la minería o de las perforaciones, a costa de ser ellos los que sufran las consecuencias de sus actos a nivel de salud, de deterioro medioambiental y hasta de dignidad humana.

Si esta iniciativa de la Nación U’wa consigue sus objetivos y logra que se haga justicia, podría ser la base para que otros pueblos indígenas colombianos, que ahora mismo siguen siendo víctimas de atropellos similares, dejen de callar y hagan oír su justa e indignada voz.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés