McDonald’s, Burger King y KFC ‘miran hacia otro lado’ en los incendios del amazonas

Si estas no son razones suficientes para actuar, entonces ¿qué más argumentos hacen falta

La selva amazónica está ardiendo. ¿Y esto qué tiene que ver con McDonald’s, KFC y Burger King?

Estas son las 5 razones principales por las que estos gigantes de la comida rápida deben posicionarse en contra de la destrucción de la Amazonia.

1. Porque compran productos que alimentan la destrucción de la selva

Los incendios del Amazonas no son accidentales.

Según datos publicados por el INPE, la agencia brasileña responsable del monitoreo de los bosques, cerca de 2,5 millones de hectáreas (una superficie superior a toda la provincia de Badajoz) se quemaron en la Amazonia brasileña durante el pasado mes de agosto.

Los incendios fueron iniciados deliberadamente por agricultores y acaparadores de tierras, alentados por la insistencia del presidente Bolsonaro para abrir la Amazonia a la agricultura.

Desde las densas selvas tropicales hasta las sabanas del Cerrado, los ecosistemas naturales de Brasil están siendo diezmados para producir carne y soja.

Y McDonald’s, KFC y Burger King están haciendo uso de grandes cantidades de estas materias primas.

A nivel mundial, las largas cadenas de suministro de Burger King y McDonald’s se abastecen de carne de Brasil. Y las tres empresas ofrecen en sus menús carne de pollo alimentado con piensos que contienen soja de Brasil.

2. Porque prometieron detener la deforestación, pero no lo han hecho

McDonald’s, Burger King y KFC se comprometieron a limpiar sus cadenas de suministro de productos procedentes de la deforestación, pero no han cumplido su promesa.

No solo continúan comprando a compañías relacionadas con la destrucción del bosque, incluidas los productores de carne que operan en la Amazonia, estas compañías de comida rápida también aumentan agresivamente la demanda de carne, impulsando la deforestación.

Esto fomenta la expansión agresiva del agronegocio en la Amazonia y otros bosques de todo el mundo.

3. Porque otras compañías sí están tomando decisiones

H&M, Timberland y Vans han anunciado que no usarán cuero de Brasil hasta que estén seguros de que no causa daños al medio ambiente.

El mayor productor de salmón del mundo amenaza con dejar de comprar soja brasileña para sus granjas piscícolas. Incluso en el sector financiero, dos grandes fondos de inversión y una empresa de gestión de activos están monitoreando o limitando las inversiones en Brasil.

Si estas compañías se están posicionando, también pueden hacerlo las compañías de comida rápida. Burger King, KFC y McDonald’s no tienen excusa.

4. Porque su presión podría ayudar a proteger la Amazonia

La presión está aumentando sobre el presidente Bolsonaro. Personas, políticos y empresas de todo el mundo están mostrando su preocupación por la situación de la Amazonia y las tribus indígenas y comunidades que dependen de ella.

Las poderosas empresas brasileñas que ayudaron a llevar a Bolsonaro al poder están también sufriendo el aumento de la presión internacional. Y ahora sus aliados están mostrando su desacuerdo ante la respuesta del presidente brasileño ante los incendios.

Hasta ahora ha aguantado la presión, pero no puede continuar así mucho más tiempo. 

KFC, McDonald’s y Burger King se encuentran entre las marcas más importantes de comida rápida. Sus restaurantes se pueden encontrar en todo el mundo.

Si estas compañías hablan en contra de la destrucción de los bosques y transforman sus cadenas de suministro, el resto de la industria podría seguir sus pasos, dejando a Bolsonaro sin otra opción que cambiar su actual política en la Amazonia.

5. Porque necesitamos la Amazonia para nuestra supervivencia

La Amazonia es uno de los grandes reguladores del clima y cada una de las personas que viven sobre el planeta dependen de este servicio que nos ofrece. También McDonald’s, KFC, Burger King necesitan la selva tropical.

La selva amazónica captura CO2 de la atmósfera y lo acumula en forma de miles de millones de árboles.

La evapotranspiración de esta selva genera unas grandes cantidades de vapor de agua que, gracias al viento, se desplazan como verdaderos “ríos voladores” para regar los cultivos y suministrar agua potable en toda la región latinoamericana y más allá.

También es el hogar de cientos de pueblos indígenas, además de albergar una asombrosa diversidad de especies de plantas y animales.

Sin esta gran selva tropical nos podríamos enfrentar a grandes sequíashambrunas, olas de calor y tormentas, así como a la pérdida de uno de los lugares más mágicos de la tierra. 

Fuente: Greenpeace

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés