Regulación sobre el bitcoin, lo que hay y lo que viene

El último año la inversión en bitcoin y en un grupo prometedor de monedas digitales se ha triplicado, lo que representa un desempeño general impresionante.

La cantidad de operaciones realizadas con criptomonedas, la apertura de nuevos bancos exclusivos y el interés de los bancos más importantes del mundo han despertado en algunos países la voluntad de regularlas. Las criptos no son nuevas. La primera y la más reconocida en el mundo es el bitcoin que inició la revolución blockchain sin bancos ni otras instituciones que hicieran de intermediarios.

Por varios años, las monedas digitales fueron una rareza del mundo financiero y les interesaban especialmente a los inversionistas más aventureros y a los fanáticos de las novedades tecnológicas, inclusive en el área de la inversión. Hoy en día, la situación es muy diferente y las criptomonedas se convirtieron en una alternativa atractiva para una gran cantidad de personas, empresas e instituciones. Por este motivo, cada vez se acerca más la posibilidad que sean reguladas en todo el mundo.

Situación legal en algunos países

En Europa, la Unión Europea es la que se ha llamado a la acción ante la ola de popularidad de las criptomonedas. Por ejemplo, ha emitido una lista de recomendaciones y creado cierto marco regulatorio general para que se genere una unificación de criterios en los países que la componen.

Por otro lado, la UE también está alentando la idea de que los servicios financieros sean más digitales. De esta forma, se espera que haya más y mejor competencia para beneficio de los operadores y de los inversionistas. El objetivo más importante es apoyar la innovación, sin dejar de cuidar a los inversores y su estabilidad.

Una situación distinta se plantea en los Estados Unidos en donde no hay regulaciones para todo el país, y solo algunos estados tienen directivas y lineamientos sobre las criptomonedas. Sin embargo, hace cuatro años se le brindaron a las monedas digitales las mismas garantías que tienen otros activos a los que llamamos tradicionales. Esto es una ventaja para los millones de personas que deciden invertir en bitcoin a través de las plataformas impulsadas por la inteligencia artificial (por ejemplo, Bitcoin Era) y que automatizan todo el proceso.

En algunos países asiáticos, se están desarrollando rápidamente las regulaciones apropiadas para emitir licencias y darle ese marco regulatorio que necesita el mercado de las criptomonedas en un lugar en el que se establecen las operaciones.

La protección de la privacidad de los inversores

La protección de los datos y privacidad de los inversores en bitcoin es un tema muy delicado del que hay que ocuparse, ya que el hecho de que sea un sistema descentralizado hace que haya más libertad en las operaciones. Sin embargo, un abogado argentino presentó por primera vez en su país un Habeas Data para proteger la privacidad de los inversores que enfocan su operación en las criptomonedas.

Esto sucedió en un entorno en el que el banco oficial del país había comenzado a solicitar información a distintas entidades financieras sobre las personas que habían estado invirtiendo en monedas digitales.

En la región de América Latina, las inversiones en criptomonedas son muy nuevas, pero también tienen una fuerza importante que avanza sin detenerse. De acuerdo con los expertos, algunos latinoamericanos tratan de esta forma de minimizar las pérdidas del valor de su dinero que surgen por la inestabilidad de algunas economías. El único país que ha regulado hasta el momento los activos digitales es México, y lo ha hecho a través de una ley llamada Ley Fintech, con cuatro puntos esenciales (asesoría financiera, activos digitales, pagos electrónicos y fondeo colectivo).

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés