Un incendio forestal agrava la densa calima que afecta el valle de Caracas

Un importante incendio en la montaña de El Ávila, que separa Caracas del mar Caribe, ha agravado la densa calima, neblina de polvo y humo, que afecta desde hace días la capital venezolana y obligado a reforzar los equipos que combaten el fuego, informaron hoy las autoridades.

El incendio que comenzó el domingo en la montaña al noreste de la ciudad ha consumido hasta ahora «cerca de 130 hectáreas», indicó el jefe de la Brigada Mayor del Core 5, Antonio Benavides Torres, que anunció el envío de unos 400 Guardias Nacionales para apoyar a los equipos de bomberos que combaten contra las llamas.

Además de los bomberos, del personal de Protección Civil y de efectivos de la Guardia Nacional, participan también en las labores de lucha contra el fuego «jóvenes montañistas que subirán para atacar el incendio desde la cabecera de la montaña», agregó Benavides.

El incendio se inició en la tarde del domingo con tres focos visibles desde la capital y fue dado por «parcialmente controlado» por los bomberos en la mañana del martes.

- Advertisement -

No obstante, las altas temperaturas y los vientos reavivaron las llamas en la ladera sur y uno de los frentes del incendio se propagó hasta casi la cima de la montaña, a una altura de unos 2.000 metros sobre el nivel del mar.

Esta mañana se podían apreciar aún humaredas en lo alto de la montaña y no se descarta que pueda reactivarse la fuerza del incendio en la tarde, pese a los esfuerzos de los bomberos asistidos por helicópteros que lanzan agua para enfriar la montaña.

Este nuevo incendio, que se suma a los fuegos que han afectado El Ávila en el último mes, ha agravado la calima que venía sufriendo la capital venezolana, un fenómeno atmosférico creado por los incendios forestales y la baja humedad, en una de las peores épocas de sequía que atraviesa Caracas en el último siglo.

A última hora del martes, en el este de la ciudad, se originó una espesa neblina que dificultaba la respiración en las zona próximas a la montaña y sembró la inquietud entre los caraqueños por los problemas de salud que pueda ocasionar.

«No podemos concluir que el incendio haya tenido determinada causa», pero «sí podemos constatar la presencia de tres focos separados sobre la línea del cortafuego», remarcó el director de los Bomberos Forestales, Miguel Matani, ante informaciones de que se trata de un fuego provocado intencionalmente.

La cordillera montañosa en la que se encuentra el Parque Nacional Ávila, considerado como el pulmón de Caracas y que recientemente fue rebautizado con su nombre indígena Gaurairarepano, cuenta con picos de más de 2.500 metros de altitud sobre el nivel del mar.

La montaña separa la capital venezolana, en un valle a unos 800 metros de altura, del Caribe.

PNUMA

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés