Indígenas de Bolivia. Marcha contra una carretera en el TIPNIS

La realización de la segunda marcha en menos de un año en defensa del Territorio y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) fue acordada en una reunión de corregidores (autoridades comunales)

Grupos indígenas del centro de Bolivia anunciaron una nueva marcha, que partirá el próximo 20 de abril de un lugar aún no definidio y con rumbo a La Paz, en rechazo a un proyecto de carretera selvática financiado por Brasil y apoyado por el presidente Evo Morales.

   La realización de la segunda marcha en menos de un año en defensa del Territorio y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) fue acordada en una reunión de corregidores (autoridades comunales), la máxima instancia de decisión de las comunidades indígenas, realizada en el mismo parque.

   «Convocamos al pueblo boliviano a ser parte de esta lucha y de la defensa y cumplimiento de la Constitución, para que cesen las violaciones a los Derechos Humanos y a la protección del medio ambiente», dijo el líder indígena Fernando Vargas al anunciar la aprobación de la marcha el lunes por la noche.

   La manifestación ratificará la oposición de los indígenas al segundo tramo de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que atravería el TIPNIS, así como a la consulta sobre el tema que aspira a ejecutar el Gobierno en junio, informó el diario local ‘La Prensa’.

   La convocatoria a la marcha fue respaldada por más de cuarenta representantes de las 63 comunidades que habitan la llamada Tierra Comunitaria de Origen del TIPNIS.

   La decisión se produce tres días después de que Morales visitara el parque con equipos de generación eléctrica de obsequio y promesas de obras de desarrollo, en busca de apoyo para el proyecto de 306 kilómetros y un costo de 420 millones de dólares (317 millones de euros), que atravesaría el parque selvático de 1,2 millones de hectáreas.

   En 2011 hubo una marcha contra la carretera, que fue contrarrestada este año por una caminata de otros sectores del mismo parque identificados con el Gobierno, que apoyaban la construcción y exigieron aplicar la ley de consulta popular.

   La carretera tiene como fin unir el departamento de Cochabamba y el distrito amazónico de Beni. La obra está a cargo de la constructora brasileña OAS, que trabaja ya en los dos extremos de la vía pero no ha podido iniciar las intervenciones en el tramo central de la ruta, de 177 kilómetros, en el corazón del TIPNIS.  

   Además, en el evento se informó que el 3 de abril, en un encuentro urbano-indígena, se definirán las acciones que se cumplirán en las ciudades para impulsar la marcha y desarrollar actos de protesta paralelos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés