Entre derrames, tanques azules y aguas servidas

PDVSA reporta un crecimiento entre 2009 y 2010 del número de hectáreas afectadas por derrames de crudo y otros químicos.

El Día Mundial del Agua celebrado cada 22 de Marzo toma a los venezolanos en plena crisis del recurso en cuanto a calidad, suministro confiable y seguro, y contaminación progresiva de cuerpos de agua por derrames petroleros, aguas industriales y aguas servidas.

PDVSA reporta un crecimiento entre 2009 y 2010 del número de hectáreas afectadas por derrames de crudo y otros químicos. La situación del 2011 no ha sido publicada. Paralelamente,  se siguen construyendo pasivos ambientales evidenciados con las 20 mil fosas de lodos petrolizados que están esperando solución.

 

Por su parte, la presencia de tanques plásticos azules formando parte del paisaje es testimonio de las necesidades sentidas  por los ciudadanos expresadas así: “dependo del tanque para tomar agua, hacer la comida y bañarme porque aquí nunca llega agua”, o “no tengo tuberías y dependo del tanque para llenarlo con agua de lluvia o con la cisterna cuando la podemos comprar o cuando la alcaldía se apiada de nosotros”.

 

La construcción de pasivos socio ambientales no se queda allí, el crecimiento urbano sin una política clara y aplicada para ordenar y ocupar el territorio y dotarlo de los servicios necesarios no solo para ocuparlo, sino para vivir en un hábitat digno, no deja de expresarse a través de indicadores como la presencia de bora y lemna en La Mariposa y el Lago de Maracaibo, o la contaminación y pérdida de la calidad del agua en el Lago de Valencia o la bahía de Pozuelos.

 

Derechos vulnerados

Es evidente que, a toda persona que no puede acceder al agua potable de forma continua, confiable, oportuna y segura, ahora o en un futuro, se le está  vulnerando su derecho humano a la vida, como también que el Estado quebranta el principio que lo obliga conjuntamente con la participación activa de la sociedad a garantizar por sobre todo la conservación del agua, en cualquiera de sus fuentes y estados físicos, prevaleciendo éste sobre cualquier otro interés de carácter económico o social.

 

Si tomamos en cuenta que el agua se usa mayoritariamente para producir alimentos tomamos conciencia que también se vulnera el derecho a la alimentación. Se estima que para producir 1 kg de trigo/día/persona en el mundo para el 2050 se requerirán 13,5 millones de millones de lts de agua y para producir 1 kg de carne vacuna/día/persona se requerirá 10 veces la cantidad mencionada.

 

Hay entonces sobradas razones para conservar el agua, diseñar políticas públicas integrales para gestionarla, cumplirlas y sobretodo asegurarla con potabilidad para generaciones futuras.

ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés