Ecuador embarga bienes de la petrolera Chevron por daños medioambientales

Los demandantes ecuatorianos han achacado a Chevron que las enfermedades que han sufrido los residentes locales fueron causadas por los vertidos de carburante de la compañía Texaco
 

Un tribunal ecuatoriano ha embargado bienes de la petrolera estadounidense Chevron por valor de 200 millones de dólares (153 millones de euros) por los daños medioambientales que ha provocado la empresa en la región amazónica en los últimos años, según han informado este martes fuentes oficiales.

   Los demandantes ecuatorianos han achacado a Chevron que las enfermedades que han sufrido los residentes locales fueron causadas por los vertidos de carburante de la compañía Texaco –subsidiaria de la empresa estadounidense– en pozos sin revestimiento. Chevron ha negado las acusaciones y ha afirmado que Texaco ha limpiado adecuadamente los pozos de los que era responsable.

   En 2011, un tribunal condenó a la petrolera a pagar más de 19.000 millones de dólares (14.493 millones de euros) por los graves daños ambientales causados durante el periodo en que extrajo crudo en la región ecuatoriana, entre 1964 y 1990. La batalla entre Chevron y los ecuatorianos se extiende desde hace casi dos décadas y el caso ha sido llevado a los tribunales por ambas partes tanto dentro como fuera del país.

   Entre los bienes embargados, se encuentran 96,3 millones de dólares (73,4 millones de euros) que la petrolera estadounidense tenía en bancos ecuatorianos, así como derechos de licencias generadas por el uso de las marcas que tiene la compañía, según han informado los demandantes.

   «Este es un enorme paso para los aldeanos de la selva tropical, que recibirán 19.000 millones de dólares (14.493 millones de euros)» por los daños ocasionados, ha señalado el abogado de los perjudicados, Pablo Fajardo.

   La compañía reivindica que el juicio ha sido fraudulento e inaplicable. El portavoz de Chevron James Craig ha señalado que la compañía pretende impugnar la última sentencia dictaminada por un tribunal de la ciudad de Lago Agrio (Amazonas). Este hecho «no es sorprendente ya que los demandantes han demostrado que son capaces de obtener cualquier orden que deseen a través del tribunal de Lago Agrio«, ha añadido.

   Chevron ha presentado una denuncia por chantaje contra el abogado neoyorquino Steven Donziger, un grupo de ecuatorianos y organizaciones medioambientales y los acusa de intimidación y extorsión para ganar el juicio.

Un tribunal ecuatoriano ha embargado bienes de la petrolera estadounidense Chevron por valor de 200 millones de dólares (153 millones de euros) por los daños medioambientales que ha provocado la empresa en la región amazónica en los últimos años, según han informado este martes fuentes oficiales.

   Los demandantes ecuatorianos han achacado a Chevron que las enfermedades que han sufrido los residentes locales fueron causadas por los vertidos de carburante de la compañía Texaco –subsidiaria de la empresa estadounidense– en pozos sin revestimiento. Chevron ha negado las acusaciones y ha afirmado que Texaco ha limpiado adecuadamente los pozos de los que era responsable.

   En 2011, un tribunal condenó a la petrolera a pagar más de 19.000 millones de dólares (14.493 millones de euros) por los graves daños ambientales causados durante el periodo en que extrajo crudo en la región ecuatoriana, entre 1964 y 1990. La batalla entre Chevron y los ecuatorianos se extiende desde hace casi dos décadas y el caso ha sido llevado a los tribunales por ambas partes tanto dentro como fuera del país.

   Entre los bienes embargados, se encuentran 96,3 millones de dólares (73,4 millones de euros) que la petrolera estadounidense tenía en bancos ecuatorianos, así como derechos de licencias generadas por el uso de las marcas que tiene la compañía, según han informado los demandantes.

   «Este es un enorme paso para los aldeanos de la selva tropical, que recibirán 19.000 millones de dólares (14.493 millones de euros)» por los daños ocasionados, ha señalado el abogado de los perjudicados, Pablo Fajardo.

   La compañía reivindica que el juicio ha sido fraudulento e inaplicable. El portavoz de Chevron James Craig ha señalado que la compañía pretende impugnar la última sentencia dictaminada por un tribunal de la ciudad de Lago Agrio (Amazonas). Este hecho «no es sorprendente ya que los demandantes han demostrado que son capaces de obtener cualquier orden que deseen a través del tribunal de Lago Agrio«, ha añadido.

   Chevron ha presentado una denuncia por chantaje contra el abogado neoyorquino Steven Donziger, un grupo de ecuatorianos y organizaciones medioambientales y los acusa de intimidación y extorsión para ganar el juicio.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés