La energía solar rebajara sus primas para poder crecer

Propone recortar un 20% sus incentivos a partir de 2012 para que no se dispare el recibo de la luz. Unesa dice que la tarifa debería subir un 15 por ciento en 2010 sin contar la subvención al carbón.

Las eléctricas, los promotores de renovables y la minas están a tortas por el reparto de la tarifa eléctrica. Las negociaciones para fijar el próximo recibo de la luz están abiertas y cualquier decisión afectará a los añosvenideros.

Los promotores de energía fotovoltacia se han cansado de ser los malos de la película por las constantes acusaciones de disparar el coste de la luz y han decidido pasar al ataque con una propuesta difícil de rechazar para el Gobierno.

Después de la andanada de acusaciones que está recibiendo, la Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif) está dispuesta a ceder terreno para no frenar el desarrollo de esta tecnología. Para ello, han mostrado su disposición a que se realice un ajuste de las tarifas de retribución que reciben en el año 2012 para que éstas se acomoden a la evolución de costes prevista y permitan que no se generen déficits de tarifa adicionales.

Según los cálculos que maneja el sector, esto supondría una rebaja del orden del 20 por ciento, ya que los precios de los paneles se han reducido en el último año alrededor de un 50 por ciento y la retribución se va recortando con cada nueva adjudicación que realiza el Ministerio de Industria. Para desarrollar esta propuesta, la patronal ha encargado un estudio estratégico a la consultora KPMG en el que se busca acercar las tarifas de este tipo de tecnología renovable con la de la red. Según los datos de este informe, titulado Acercándonos a la paridad de red, la energía fotovoltaica no necesitará primas en el año 2016, siempre que se permita el autoconsumo y este no se compute en los cálculos de potencia instalada del Ministerio.

A lo largo de este año, la instalación de paneles fotovoltaicos ha sido prácticamente nula, de ahí el interés del sector por retomar la senda de crecimiento. Frente a los 2.511 MW que se pusieron en operación el año pasado, este ejercicio se espera que apenas alcancen los 100 MW, lo que ha supuesto un gran número de expedientes de regulación de empleo para el sector, que ha perdido 20.000 empleos.

La propuesta de Asif reclama, no obstante, que se siga el ejemplo de otros países europeos y se permita el autoconsumo de energía eléctrica mediante un sistema de medición neta, que se prime el autoconsumo en la edificación y mantener una tarifa regulada para la energía excendentaria.

El sector opina que la llegada del autoconsumo permitirá que haya financiación disponible para este tipo de proyectos, que se lancen mensajes de sensibilización a la población y que se refuercen los equipos profesionales de instalación…

Artículo completo, fuente y autor

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés