Actualizar

martes, febrero 7, 2023

Sigue la polémica con las plantas de purines

«Después de la concentración ante el Ministerio de Industria, estaría bien que el ministro, o la persona en la que él delegue, nos dé una señal de que por lo menos tiene ganas de hablar con el sector», ha afirmado Jaume Bernis, portavoz de la organización catalana Jarc.

Las organizaciones agrarias han reclamado este lunes al ministro de Industria, José Manuel Soria, que dé una señal de diálogo este martes en la jornada de protesta en Madrid que han convocado el sector porcino y las empresas propietarias de las plantas de cogeneración alimentadas con purines por la nueva regulación eléctrica que ha obligado a cerrar las 29 instalaciones existentes en España.

   «Después de la concentración ante el Ministerio de Industria, estaría bien que el ministro, o la persona en la que él delegue, nos dé una señal de que por lo menos tiene ganas de hablar con el sector», ha afirmado Jaume Bernis, portavoz de la organización catalana Jarc.

   La reforma del sector elimina en estas instalaciones la consideración de producción de energía en régimen especial, una circunstancia en la que las organizaciones del porcino consideran que el Gobierno no ha tenido en cuenta que las plantas de cogeneración han demostrado ser un instrumento útil para la gestión de purines en las zonas de mayor densidad ganadera.

   Este lunes, los sindicatos agrarios, representantes de la Federación de Cooperativas Agrarias de Catalunya y de la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines se han reunido con la subdelegada del Gobierno en Lleida, Inma Manso.

   Le han planteado la posibilidad de una nueva redistribución de la partida que el ministerio destinaría a las plantas de tratamiento de purines para generar electricidad mediante la cogeneración que diera prioridad a las zonas con mayor densidad de porcino y por tanto con mayor producción de purines.

   Por parte de Unió de Pagesos han asistido Josep Maria Companys y Rosendo Saltiveri; por parte de Asaja, Pere Roqué; de Jarc, Jaume Bernis; por parte de la FCAC, Ramon Armengol, y en representación de Adap, Antonio Badia.

   La negociación de esta nueva propuesta contempla al mismo tiempo negociar una moratoria de dos años de las nuevas retribuciones eléctricas.

   La mayoría de las granjas que llevaban el excedente de su purín a las plantas de cogeneración que han cerrado son catalanas, aunque Catalunya sólo tiene seis de las 29 instalaciones afectadas por la reforma del sector eléctrico que reduce las retribuciones.

   Según los datos facilitados por el Ministerio de Agricultura a la organización agraria Jarc la semana pasada, el problema afectaría especialmente a 750 explotaciones de porcino en España, de las cuales 540 se encuentran en Cataluña.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés