Más de 2.000 coches híbridos y eléctricos se matricularon en 2018 en Galicia

Una vez acabado el recorrido, se emitirá una serie de nueve capítulos que se grabará durante toda la vuelta y con la que se conocerán a todos los protagonistas.

La Vuelta a España en vehículo eléctrico, organizada por Endesa, se desarrollará del 18 de octubre al 11 de noviembre, durante 10 etapas, a lo largo de más de 1.000 kilómetros y 16 provincias, según han informado sus impulsores. En esta segunda edición, Endesa cuenta con KIA Motors como socio durante todo el recorrido, una de las marcas de referencia en movilidad sostenible, que para 2025 esperan contar con una flota de 16 modelos de gama ecológica.

Este año, además, los embajadores de excepción son los «prestigiosos profesionales» de la gastronomía Pepe Rodríguez (@Pepe_elBohio ) y Samantha Vallejo Nágera (@SamySpain ), que viajarán por el país a bordo de los modelos eco de KIA y su «nuevo modelo enchufable» de la gama Niro, que próximamente tendrá su versión cien por ciento eléctrica en el mercado. Junto a ellos, irán varios empleados de Endesa adscritos al Plan de Movilidad Eléctrica de la compañía, que este año celebra su cuarta edición.

Para conocer el día a día de la vuelta se puede consultar la página web de Endesa, así como las redes sociales de la compañía con el hastag #eVuelta, donde se colgarán resúmenes de la jornada, fotos, vídeos y reportajes sobre la movilidad eléctrica desde diferentes puntos de vista.

Una vez acabado el recorrido, se emitirá una serie de nueve capítulos que se grabará durante toda la vuelta y con la que se conocerán a todos los protagonistas. De hecho, el estreno del primero de ellos se emitirá «en primicia» en el evento de clausura de la iniciativa, que tendrá lugar en el Paseo del Prado de Madrid, el domingo 11 de junio.

En la Cidade da Cultura, en la que ha concluido la primera etapa, el director general de Endesa Noroeste, Miguel Temboury, ha avanzado que el 16 de noviembre la compañía anunciará una campaña de «despliegue» de puntos de recarga eléctricos, para asegurar así «un punto de recarga cada 100 kilómetros». Se pondría fin así a la «barrera» actual que existe en España, puesto que «solo el 30% de los vehículos» disponen de garaje privado para facilitar la recarga de este tipo de automóviles.

En una segunda fase, se ubicarán estos puntos de recarga en las ciudades para asegurar que la ausencia de aparcamiento privado no sea «un impedimento para una transición hacia el vehículo eléctrico«.

La compañía está «dando ejemplo» en la utilización del vehículo eléctrico, según ha explicado, dado que «siete de cada cien coches eléctricos los compran empleados de Endesa en España». En la actualidad, «530 empleados de la compañía cuentan con un vehículo eléctrico, a los que se sumarán 200 más este año, hasta un total del 8%». A esto se añade que el objetivo de que «el 50% de los vehículos propios sean eléctricos en el año 2020%.

El acto de arranque de la etapa, celebrado en As Pontes, ha contado con la presencia también del alcalde de la localidad, Valentín González Formoso y del conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, que ha detallado que cerca de 2.000 coches híbridos y eléctricos fueron matriculados en Galicia en 2018, con un aumento de un 31,8% en los híbridos y más del doble en los de eléctricos, en comparación con el mismo período del pasado año.

Red a disposición de los conductores

Temboury ha abundado que el objetivo de Endesa es poner a disposición de los conductores de vehículos eléctricos «una red muy saturada de puntos de recarga públicos y que además la recarga se pueda hacer en muy poco tiempo, con unos costes muy contenidos». Así, ha explicado que «una recarga de unos 30 kWh viene a costar unos 2,7 euros» con lo que se pueden «recorrer unos 100 kilómetros, mientras que un vehículo térmico –el convencional, que emplea combustible fósil– tendría un coste medio de unos 8,8 euros para realizar la misma distancia, es decir, la cuarta parte».

El director general de Endesa Noroeste también ha asegurado que existen varias tarifas, como «el tener una tarifa fija por recarga, pero el coste variable, colocado en domicilio, no llega a los 3 euros por cada 100 kilómetros, a lo que hay que añadir que el mantenimiento de un vehículo eléctrico es hasta un 80% más barato que uno que utiliza combustibles fósiles, además de la gran cantidad de ventajas fiscales o de circulación», ya que en muchos ayuntamientos están exentos del Impuestos sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

Además, en grandes ciudades circulan gratis por autopistas de peaje, tienen aparcamiento gratuito y sin limitaciones por temas de contaminación, y «ayudas a la hora de la compra de estos vehículos eléctricos, que están ahora mismo sobre los 5.000 euros». Temboury también ha incidido en que «el transporte no se puede quedar ajeno a los objetivos de reducción de CO2 comprometidos, ya que el transporte por carretera supone el 24% de las emisiones a nivel de Estado».

Por ello, en Endesa se plantea ser «impulsora del cambio que se necesita», destacando que para ello han desarrollado una estructura basada en cuatro ejes, como son «el lado comercial, con tarifas especiales para los propietarios de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga en la vivienda de los conductores, con coste muy bajo», además de adentrarse en la «innovación, para el transporte público sostenible en diferentes partes del Estado e incluso utilizar el coche eléctrico para verter electricidad en la red», además de «un eje de la divulgación y conciencia, en donde se enmarca esta prueba de promoción.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés