Polémica a cuenta de los controles de los distintivos medioambientales en Madrid

Aneval ha afirmado que no es necesario mantener el criterio de filtrado del tráfico con un «distintivo físico» debido a que ya existe un lector automático de matrícula.

La asociación que agrupa a los cinco grandes exponentes del ‘rent a car’ en España (Avis, Enterprise, Europcar, Hertz y Sixt), Aneval, ha lamentado que el nuevo plan ‘Madrid 360’ mantenga la obligatoriedad de exhibir la etiqueta medioambiental en el coche para acceder al centro de la ciudad y ha pedido que se automatice el control de estos distintivos.

Según el comunicado, «para el ‘rent a car’ el control analógico de vehículo supone un sobrecoste de dos millones de euros anuales por la compra de distintitivos y la paralización de la flota hasta su recepción».

Aun así, Aneval ha respaldado ‘Madrid 360’, que entrará en vigor en 2020, porque, según su criterio, «supone un claro avance respecto a Madrid Central al abrir el acceso de toda la zona de bajas emisiones a los vehículos con etiqueta C de alta ocupación (dos ocupantes)».

La nueva medida afecta de manera muy directa a los grandes del ‘rent a car’, ya que más del 98% de su flota está compuesta por vehículos de clase C, en su gran mayoría (el 78% de la flota) con emisiones por debajo de los 120 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, según la asociación.

El director corporativo de Aneval, José Luís Sanz, ha apuntado que Madrid «debe de ser un ejemplo para las demás grandes ciudades españolas que empiecen a confeccionar planes de restricción del acceso a sus centros urbanos apostando por soluciones más eficientes y menos anticuadas que los distintivos mediomabientales físicos».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés