Lions2Life, liderado por España pretende reutilizar baterías de vehículos eléctricos para almacenar energía

La Universidad Politécnica de Valencia lidera, junto a Sustainable Towns, un proyecto europeo que, bajo el acrónimo Lions2Life, tiene por objeto la reutilización de baterías de litio de vehículos eléctricos para almacenar energía.
  • Con una dotación presupuestaria de 323.000 euros, Lions2Life, liderado por España, se desarrollará durante 18 meses.
  • A finales de este mismo año se entregará, en la planta de Sustainable Towns, la primera batería de segunda vida con el objetivo de que sea probada con carácter piloto.
  • Las nuevas baterías podrán instalarse en una vivienda con paneles solares y propiciar que sea completamente autónoma, o bien formar parte de una instalación industrial más grande que se utilizará para almacenar los excedentes de energía solar de un campo fotovoltaico.

El plazo para el desarrollo de esta iniciativa es de 18 meses, debiendo entregar a Sustainable Towns, a finales de este mismo año, la primera batería de segunda vida con la pretensión de que sea probada, con carácter piloto, en las instalaciones de esta entidad. El proyecto, dotado con un presupuesto de 323.000 euros, está especialmente orientado a los sistemas de movilidad eléctrica compartida que empiezan a proliferar en nuestras ciudades: patinetes, bicicletas y motos eléctricas, propiciando que las baterías se integren en un modelo de economía circular y no acaben convertidas en residuos.

Lions2Life ha generado una gran expectativa, tanto en el sector de la movilidad compartida como en el de las energías renovables. El primero busca una forma de poner en valor las baterías usadas y, el segundo, soluciones de almacenamiento que sean rentables y permitan acomodar la oferta y la demanda de energía.

Entidades medioambientales como ECODOM (Italia) y Recyclia (España) coordinan sus esfuerzos dentro del proyecto para que la reutilización de las baterías sea una realidad que pueda trasladarse al resto de países de la Unión Europea. Las baterías que utilizan los vehículos eléctricos son de distintos tipos y provienen de diversos fabricantes, pero todas comparten un mismo elemento: las células del formato 18650. Este proyecto va a desarrollar las soluciones técnicas necesarias para extraer dichas células, analizarlas, clasificarlas, y construir con ellas una nueva batería.

Las nuevas baterías podrán instalarse en una vivienda con paneles solares, previendo una duración de diez años, y propiciar que sea completamente autónoma, o bien podrán formar parte de una instalación industrial más grande que se utilizará para almacenar los excedentes de energía solar de un campo fotovoltaico.

También se va a estudiar cuál es la situación actual del sistema de reciclado de las baterías de Litio, y cuáles son las claves para que se aumente el porcentaje de reutilización y de reciclado de las mismas. Asimismo, se va a cuantificar la cantidad de baterías que se desechan al año, y compararla con las necesidades de almacenamiento de energía, para calcular el tamaño potencial dek mercado de reutilización. 

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés