Prueba Piaggio Mp3 Hybrid 300ie: la ecorevolución

Un megascooter híbrido de tres ruedas que aporta niveles de seguridad, consumo y facilidad de uso aptos para cualquier usuario que este planteándose evitar atascos y permitirse una escapadita que otra fuera de la ciudad.

En una sociedad cada vez más cambiante, precoupada por el impacto medioambiental de las emisiones de CO2, los vehículos que comienzan a adoptar parte de tecnología eléctrica o 100% eléctricos comienzan a cobrar protagonismo. Los motores eléctricos están en plena evolución, aunque creo que todavía tendrán que dar un paso más para darnos o asemejarse a las capacidades y propiedades de los contaminantes motores de combustión.

En el mundo de los coches, en nuestro mercado, ya habíamos visto ejemplos de marcas que han apostado fuertemente por la comercialización de vehículos híbridos, pero desde luego que en el de las motocicletas no; y aunque en este caso estemos hablando de un tres ruedas, por ello no se le puede quitar el mérito a Piaggio. Como especialista en scooter la elección de lanzar un vehículo de estas características es una apuesta que sólo unos pocos pueden permitirse.

Dos motorizaciones, un ganador

- Advertisement -

Sin duda ya chocó el lanzamiento de la versión 125cc, pero sus virtudes se quedaban un poco relegadas a un uso meramente urbano. Con la introducción del 300cc, se consigue llevar a esta máquina híbrida a romper la barrera urbana para poder disfrutarla en nuestros paseos de fin de semana o, para aquellos que buscan un vehículo más potente, que permita circular a velocidades lógicas por carretera.

Ahora nos encontramos con una de las aristas que más cuesta pulir, la tecnología eléctrica no es barata y esto se refleja en su precio. La versión de pruebas alcanza los 9.256 euros, aunque también tenemos un modelo disponible para conducir con el carné de coche, la versión LT por 10.155 euros. A todo esto podemos descontar la ayuda del estado, gracias al Plan Movele, gestionado y coordinado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), que nos permitirá aplicar un descuento adicional de 750 euros sumados a los descuentos de la marca. Una pena la desaparición del plan Moto-E, su aplicación permitía adquirir este vehículo por 7.500 euros, un precio lógico para el bolsillo. El plan termina en 2011 y el estado pretende incentivar la compra de este tipo de vehículos intentando llegar a tener circulando por nuestras calles 2.000 de estos nuevos transportes híbridos o 100% eléctricos.
Cuatro modos con cabeza

Sin duda una de las cosas que más me han sorprendido son los acabados del vehículo, sin duda están en un nivel muy alto, con detallitos de mucho gusto y funcionalidad, todo es fácil e intuitivo. Para seleccionar los modos de funcionamiento disponemos de un cómodo botón, en la piña derecha, que podremos emplear sobre la marcha y en función de la velocidad que llevemos.

    * Hybrid Power: Actúan ambos propulsores (combustión y eléctrico) consiguiendo una eficiencia en el consumo y unas prestaciones mayores a las de una motorización de la misma cilindrada.
    * Hybrid Charge: Perdemos un 2% del motor de combustión y a cambio se recargan las baterías sobre la marcha; algo que resulta muy útil para no tener que depender de enchufarla.
    * Electric (Modo eléctrico): Sin motor de combustión, nos permitirá conducir sin emisiones de CO2 durante alrededor de unos 20 km y a una velocidad que ronda los 30 Km/h.
    * Electric R (Marcha atrás): Para circular marcha atrás en modo eléctrico. Emite un pitido para advertir de su presencia. Resulta muy útil para aparcar en algunos lugares y vencer su elevado peso.

Sin duda el Hybrid Power es ideal para la ciudad, la combinación de ambos motores permite optimizar el consumo de combustible, para situar su ahorro entorno a un 30% con facilidad, llegando a recorrer de 300 a 400 kilómetros con sus 12 litros de depósito. Para salir a carretera el modo Hybrid Charge nos permite recargar el motor eléctrico y el consumo aumenta, aunque eso sí, nos permite circular con soltura, dentro de las velocidades legales. Para mi gusto el modo Electric únicamente sirve para moverte a comprar el pan, su limitada velocidad y casi nula salida en parado te permitirá sólo hacer algún recado y poco más. Para finalizar, la marcha atrás nos permite mover su peso de 257 kilogramos con facilidad.
Sobre tres ruedas

Sin duda y si has probado la versión LT notarás la diferencia más importante en el tren delantero, gracias a su ancho de vías, algo que se echa en falta en este modelo; aunque tras dos días con el Mp3 y con abundante lluvia te das cuenta que éste también da la talla con buena nota. Incluso después de sufrir algún resbalón por las heladas, su comportamiento me evitó una caída casi segura.

Los frenos, aunque algo esponjosos, se muestran eficaces. La frenada contundente con el freno delantero es una gozada, sin duda transmite mucha seguridad. Definitivamente el mp3 LT en su versión híbrida es todo un acierto de la marca, aunque su precio se incremente de nuevo. Los que no estén por la labor de sacarse el carné de moto agradecerán este vehículo.

Una de las cosas que echarás en falta es el generoso hueco del “LT de combustión”: http://www.soymotero.net/piaggio-mp3-lt-250ie, aquí limitado a la parte trasera ya que las baterías y estación de recarga quedan ocultos bajo el asiento del conductor. Aún así, el maletero trasero da su juego y es como un pequeño baúl que nos permitirá llevar multitud de objetos o, como en mi caso, mi comprita diaria y mi barra de pan, que uno tiene que alimentarse. También disponemos de una toma de corriente que nos permitirá cargar nuestro móvil cuando circulamos.

A la hora de llevar compañía el respaldo trasero se muestra cómodo para nuestro acompañante, aunque el reposapiés para éste siga siendo su asignatura pendiente.

Ecoresumiendo

El Piaggio Mp3 Hybrid responde al cambio de tendencias lógicas por crear ciudades más limpias, con vehículos que no sólo contaminan menos, sino que además realizan un consumo más eficiente y contenido de los combustibles. Es un scooter al que hay que acostumbrarse al peso subirlo al caballete es un buen ejercicio de mañana y a las sensaciones que transmite – sin duda de seguridad – de un vehículo de tres ruedas.

El aumento de cilindrada lo posiciona como un megascooter lógico para usar en las ciudades, que por su gran protección aerodinámica, seguridad y facilidad de uso se convierte en una compra acertada. Lo que sin duda nos puede chocar inicialmente, su precio, pasará a un segundo plano cuando llevemos un par de semanas con este quita atascos. Y si queremos realizar alguna escapadita de fin de semana o una rutita, podremos disfrutar también de nuestros momentos de asueto en buena compañía.

http://www.soymotero.net/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés