Un futuro promisorio para los coches eléctricos

El coche eléctrico del mañana comienza a tomar forma entre los principales fabricantes de automóviles. La nueva tendencia en la industria automotriz se centra en poner la tecnología verde al servicio de la responsabilidad ecológica.

IA y conducción autónoma

En un futuro próximo, la inteligencia artificial podría jugar un papel importante en la seguridad vial. Se utilizará para analizar el comportamiento y las costumbres de los conductores y de los demás usuarios de las vías públicas en las inmediaciones de los coches automatizados, con el fin de recabar datos para maximizar la seguridad.

En cuanto a la conducción automática, a día de hoy las principales marcas como Tesla, Ford y Mercedes ya ofrecen sistemas avanzados de conducción autónoma y están trabajando en el diseño del futuro transporte inteligente. Sin embargo, todavía no son vehículos 100% autónomos, por lo que el conductor debe permanecer atento para evitar cualquier riesgo de accidente.

Los coches serán eco-responsables y tecnológicamente muy avanzados. En cuanto a la automatización total, aún hay muchos conductores que se muestran reticentes ante la idea de que su coche se conduzca solo y sus dueños pierdan el albedrío, aunque según los fabricantes este no será un problema, puesto que se podría elegir entre varias formas de conducción.

Amigables con el medioambiente

Las emisiones son uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el mundo actualmente, dado que son responsables de gran parte de las problemáticas asociadas con el cambio climático y con el calentamiento global. Por ello, la neutralidad del carbono es un imperativo que las empresas automovilísticas tienen muy presente.

- Advertisement -

Volvo, que a día de hoy solo ofrece coches eléctricos en su catálogo, es uno de los fabricantes que ha demostrado tener una gran visión de futuro en este aspecto. Su concepción del coche del mañana está basada en el ecodiseño, la minimización de los componentes y en el empleo de materiales no contaminantes.

Por un lado, la marca sueca se ha comprometido a utilizar la mayor cantidad de materias primas recicladas y reciclables en sus próximos vehículos y por el otro, anunció que próximamente los interiores de los coches serán de corte vegano, ya que no incluirán ningún material que provenga de animales (cuero, lana, etc.).

Tecnología verde de última generación

El coche del mañana no solo tendrá la posibilidad de ser autónomo y eco responsable, sino que también será tecnológicamente verde y muy avanzado, ya que incluirá una serie de innovaciones automotrices que aún están en fases de experimentación, pero en las que el sector automovilístico centra sus expectativas.

Entre ellos están las llantas a prueba de pinchazos, las parrillas que podrán repararse solas, unos novedosos sistemas de audio que no necesitarán parlantes y un parabrisas que incorporará una interfaz que proyectará datos de gran utilidad para el conductor (que podrán ser elegidos por cada usuario) basados en la realidad aumentada.

La higiene del níquel

Además de un cuidado aspecto tecnológico, el coche del futuro tendrá que tener un nivel de higiene impecable. Para lograrlo contará con sistemas de purificación de aire especiales, así como formas de esterilización de la cabina. Esta es también una de las características del último concept car de Hyundai, que se presenta como una revolución en el sector automotriz.

V2G

Dentro de las innovaciones en las cargas de los coches eléctricos propuestas está el sistema V2G, que permitirá que haya un intercambio energético que el usuario seleccionará. De esta manera podrá ser posible inyectar el remanente energético en el hogar, cargar cualquier tipo de dispositivo o dar apoyo a la red local en momentos de consumo punta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés