Casi un centenar de actuaciones en carreteras andaluzas para evitar el atropello de linces

En cuanto a los puntos negros, la clave se encuentra, según Suárez, no tanto en la falta de voluntad como en los «retrasos» acumulados en un año «muy complicado» desde el punto de vista presupuestario.

El grupo de trabajo de infraestructuras del proyecto LIFE+Iberlince, reunido recientemente en Sevilla para evaluar las actuaciones ejecutadas en Andalucía para reducir los atropellos de lince ibérico, ha constatado que hasta el momento se han realizado 35 actuaciones en vías prioritarias de la Consejería de Fomento y Vivienda y se han iniciado otras 13, mientras que también se han llevado a cabo 48 acciones, además de otras nueve parcialmente, en vías prioritarias del Ministerio de Fomento.

Asimismo, las administraciones han comprometido la finalización el próximo año 2017, coincidiendo con el término del proyecto LIFE, de las actuaciones en ‘puntos negros’ viarios para tratar de evitar el atropello de ejemplares de lince ibérico, según señaló a Europa Press el responsable del programa de conservación de especies de WWF en España, Luis Suárez, que se congratula de la «buena coordinación» interadministrativa en cuanto al control y seguimiento de las actuaciones y confirma que «se ha avanzado mucho» en pequeñas actuaciones que han demostrado su eficacia, pues «de no ser por éstas la mortalidad sería muy alta».

En cuanto a los ‘puntos negros’, la clave se encuentra, según Suárez, no tanto en la falta de voluntad como en los «retrasos» acumulados en un año «muy complicado» desde el punto de vista presupuestario.

En este encuentro, según manifiesta en una nota la Consejería andaluza de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio –participante junto a la Consejería y el Ministerio de Fomento y WWF, con el Ministerio de Medio Ambiente como invitado–, se ha analizado el estado de ejecución del paso subterráneo de fauna de la A-483 Almonte-Matalascañas, que la Consejería de Fomento ha sacado a licitación.

También se ha presentado el proyecto por parte del Ministerio de Fomento de otro paso en un tramo de la autovía A-4 comprendido entre Bailén y Andújar, que se ejecutará, previsiblemente, durante 2017, así como las medidas propuestas para la nacional N-420 (Montoro-Toledo) que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se comprometió a realizar, pero que aún no ha comenzado.

Cabe destacar que el trabajo de desfragmentación de las redes de comunicación en zonas como Doñana ha conseguido disminuir el porcentaje de accidentes. Sin embargo, el crecimiento de la población del lince ibérico, unido a su expansión por nuevos territorios, ha hecho que el riesgo de que se produzcan atropellos haya aumentado: el objetivo es extrapolar el trabajo realizado en las áreas de Doñana y el Aljarafe a otros espacios en los que hasta ahora la incidencia de la fragmentación no se había hecho tan patente.

La Junta propuso, en el marco del proyecto LIFE+Iberlince, un paquete de medidas que incluía cinco tipos de actuaciones en las vías referidas al mantenimiento y corrección del vallado perimetral, la limpieza de las estructuras subterráneas para el paso de la fauna, la extracción de conejos de los bordes de las vías, la adecuación de los puntos de cruce actualmente existentes y la creación de otros nuevos.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés