Gran acogida del proyecto LIFE Club de Fincas en el Oeste Ibérico

El LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, con FNYH como beneficiario principal y la Universidad de Salamanca y la Associaçao Transumânza e Natureza (ATN) como beneficiarios asociados, se está dando a conocer ampliamente estas semanas en sus 3 zonas de actuación: Salamanca, Cáceres y Portugal.

El LIFE Club de Fincas celebró la semana pasada hasta 5 talleres para dar a conocer entre la población local el proyecto coordinado por Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH). Más de 145 habitantes de Robleda (Salamanca), Pinofranqueado, Casatajeda, Toril (Cáceres), y Nave de Haver (Portugal) participaron activamente en las acciones de difusión.

El LIFE Club de Fincas por la Conservación del Oeste Ibérico, con FNYH como beneficiario principal y la Universidad de Salamanca y la Associaçao Transumânza e Natureza (ATN) como beneficiarios asociados, se está dando a conocer ampliamente estas semanas en sus 3 zonas de actuación: Salamanca, Cáceres y Portugal. Los talleres de sacos de semillas y jabones naturales organizados por las Educadoras Ambientales de FNYH están recibiendo una fantástica acogida por parte de la población local.

Con una media de 30 participantes por actividad, estos eventos suponen una gran oportunidad para que las monitoras de FNYH transmitan a los habitantes del Oeste Ibérico la importancia del valioso patrimonio natural que poseen, animándoles a protegerlo y dando a conocer las acciones principales del proyecto LIFE Club de Fincas, que trabaja por la protección de la biodiversidad de las dehesas y el monte mediterráneo. El proyecto se lleva a cabo con la colaboración del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea.

Los talleres han sido de dos tipos: elaborar jabones naturales a partir de ingredientes naturales, hierbas aromáticas y envases reciclados; y la fabricación de sacos térmicos de semillas, que pueden usarse tanto con frío como con calor. Estos sacos son adaptables a cualquier parte del cuerpo, alivian el dolor sin ningún tipo de efecto secundario, son relajantes (por efecto de la temperatura, por el tacto y el olor a cantueso que contienen) y, además, son ecológicos, ya que se hacen con productos reutilizables.

Hay que destacar que en alguno de los talleres han acudido hasta cuatro generaciones de la misma familia, enseñando a coser las bisabuelas a los nietos más pequeños. Como es habitual, en todos talleres hubo un gran ambiente y colaboración por parte de todos los asistentes, que aprovechan estas actividades como punto de encuentro e intercambio de recetas tradicionales.

Esta semana, las localidades cacereñas de Hernán-Pérez y Serrejón acogerán los talleres de jabones naturales y sacos de semillas, respectivamente. Por su parte, en Robleda (Salamanca) se hará el taller de aceite de lavanda.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés