Los piensos esterilizantes para controlar aves urbanas afectan gravemente a otras especies

A su vez, otras especies podrían ingerir el compuesto a través de la cadena trófica. Es el caso de los halcones que, poco a poco, van colonizando ciudades como Madrid y Barcelona, y que se alimentan precisamente de este tipo de aves.

SEO/BirdLife advierte de que igual que con la progesterona, cabe la posibilidad de que el pienso impregnado con nicarbazina sea ingerido por otras aves como grajillas, palomas torcaces o zuritas, mirlos, picogordos o, incluso, aves más pequeñas como gorriones, ya que los granos con esterilizante no siempre aparecen enteros.

A su vez, otras especies podrían ingerir el compuesto a través de la cadena trófica. Es el caso de los halcones que, poco a poco, van colonizando ciudades como Madrid y Barcelona, y que se alimentan precisamente de este tipo de aves.

Por ello, advierte de que su distribución en dispensadores en parques y en la vía pública no solo podría permitir que otras aves accedieran al pienso sino, incluso, que usuarios de estos espacios y muy especialmente los niños, lo consuman de manera accidental.

- Advertisement -

Asimismo, alerta por los efectos que este esterilizante químico pueda causar al ecosistema, por ejemplo si esta sustancia es arrastrada por la lluvia hasta ríos y arroyos y advierte de que tampoco hay datos suficientes sobre su impacto en la flora bacteriana de las depuradoras, que recogen los pluviales de la ciudades. En el caso de Barcelona, tampoco se conoce su efecto en la fauna del puerto marítimo, por ejemplo.

Respecto a las dudas legales, señala que como se usan para control de plagas, tanto la progesterona como la nicarbazina deberían ser consideradas sustancias biocidas, esto es, sustancias permitidas para el control de especies. A día de hoy, el reglamento europeo 528/2012 que se aplica en España no incluye ninguna de estas dos sustancias. *

De hecho, el Ministerio de Sanidad considera que la comercialización dde la nicarbazina debe ser autorizado mediante «prescripción excepcional».

En definitiva, SEO/BirdLife cree que es «imprescindible» disponer de información científica consolidada sobre los posibles efectos secundarios, tanto en el medio como en otras especies.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés