Actualizar

martes, enero 31, 2023

Un estudio detecta 38 nuevas especies en el Mediterráneo y lo relaciona con el aumento de la temperatura del mar

Así lo exponen los datos recavados por los investigadores Enric Massutí, María Valls y Francesc Ordines en el capítulo titulado ‘Changes in the western Mediterranean ichthyofauna: signs of tropicalization and meridianization’ del libro ‘Fish Invasions of the Mediterranean Sea: Change and Renewal’. En esta publicación, exponen que el calentamiento global ha influido sobre la composición de las poblaciones de peces.

   Durante este período, se ha documentado por parte de los científicos la presencia de 38 nuevas especies en el Mediterráneo occidental, unido al cambio que están experimentando especies autóctonas del Mediterráneo en sus poblaciones. Como ejemplo de ello, el estudio precisa que mientras especies termófilas como el pez limón aumentan mientras que las especies boreales como el chanquete están en clara regresión.

   Los investigadores definen este fenómeno como ‘tropicalización’ y vinculan sus efectos con signos de modificación de «la identidad del Mediterráneo». «Es difícil saber si alguna de estas nuevas especies ha formado poblaciones estables, aunque sí parecen estar ampliando su presencia hacia el norte y este del Mediterráneo, alcanzando su cuenca oriental», expone en un comunicado el IEO.

   También se ha constatado un desplazamiento de especies exóticas en la dirección contraria. Así, algunas especies de origen Indo-Pacífico, llegadas a través del canal de Suez, han expandido su distribución hacia el oeste, llegando incluso a cruzar el canal de Sicilia.

   Las poblaciones de peces autóctonos del Mediterráneo occidental también han mostrado cambios en su dinámica poblacional. Las especies termófilas como la ‘sirviola’ han registrado un incremento en su abundancia, así como un crecimiento en su distribución hacia el norte, mientras que las poblaciones de especies boreales como el chanquete se han hecho más escasas. Éste efecto, que se conoce como ‘meridianización’, se ha hecho patente en las capturas de algunas especies comerciales.

   Ambos efectos, ‘tropicalización’ y «meridianización» podrían verse acelerados, según el estudio en el actual contexto de cambio climático, lo que requiere más investigación sobre sus implicaciones ecológicas y económicas. «En cualquier caso, ambos procesos afectan, y podrían poner en peligro, la identidad de la fauna del Mediterráneo», concluye el IEO.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

OREL: ¿Un destino escrito?

Animales ciegos muy sorprendentes

Hay Animales bisexuales