El águila pescadora se consolida como emblema de la Reserva de la Biosfera de Marismas del Odiel

El águila pescadora (Pandion haliaetus) se ha consolidado como especie emblemática de la Reserva de la Biosfera de Marismas del Odiel (Huelva). Su presencia y su «creciente» reproducción en este paraje natural confirman su condición de «ecosistema privilegiado y conservado» en el entorno inmediato de la capital de Huelva.

   Se trata de una prueba «irrefutable», como ha explicado en una nota la delegada territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Carmen Lloret, de la compatibilidad entre la protección del paisaje y el desarrollo de las actividades humanas, de que «el desarrollo sostenible no sólo es necesario, sino también posible».

   La Delegación de la Junta ha recordado que en 2009 se registró, en Marismas del Odiel, «la primera pareja de águila pescadora que se reproducía en la Península Ibérica, desde su extinción en el siglo XX».

   En este sentido, ha destacado los trabajos desarrollados en el marco del programa de reintroducción que inició la Consejería de  Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en 2004 en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y al que, posteriormente, se unió la Fundación Migres, y que en 2013 «han vuelto a dejar descendencia las tres parejas de la provincia de Huelva».

   En total, durante la primavera de 2013, han nacido «nueve pollos marismeños» que constituyen «un paso más para el establecimiento definitivo de una colonia reproductora en esta Reserva de la Biosfera», confía Lloret.

   «No es el único avance», pues, además, ha asegurado que este año ha empezado a «vislumbrarse» el inicio del asentamiento de la especie también en las Marismas de Isla Cristina (Huelva), un paraje natural que discurre por el entorno de los ríos Guadiana y Carreras y los términos municipales onubenses de Ayamonte e Isla Cristina.

   Allí, la Delegación ha informado de que se ha instalado una «nueva» pareja de águila pescadora que, procedente de la suelta realizada en el año 2008 en Marismas del Odiel, empieza a mostrar ya «comportamientos reproductores, aunque aún sin éxito, probablemente, por la inmadurez de las aves». Se trata de unos ejemplares de cinco años de edad y de origen escocés.

   Este proyecto de reintroducción ha venido a «salvaguardar al águila pescadora de las amenazas que, históricamente, han supuesto para su supervivencia factores como la presión humana, la degradación del medio o el uso de insecticidas». Algo a lo que, como detalla Lloret, ha contribuido la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente con «las labores científico-técnicas y el resto de medidas de gestión que se desarrollan desde el Paraje Natural Marismas del Odiel».

   Entre las acciones que se llevan a cabo, ha señalado los trabajos de vigilancia y seguimiento continuo de las poblaciones, la colocación de posaderos, la construcción de plataformas de nidificación y el aislamiento de tendidos eléctricos. Todo ello, unido a la celebración de jornadas de concienciación o el intercambio de experiencias con el espacio protegido limítrofe del Algarve portugués.

   La delegada ha subrayado la «loable» colaboración «permanente y desinteresada» de la Red de Voluntarios de Marismas del Odiel, que, con «su compromiso y su amor» al medio natural, permiten que el fruto de estos esfuerzos en materia de conservación «enriquezca» los programas de educación ambiental y que «el águila pescadora y la necesidad de protegerla sean protagonistas de las visitas y campamentos de escolares».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés