Actualizar

miércoles, febrero 1, 2023

Nace la Red de Voluntarios contra el Veneno de Cantabria

La sede de la Delegación de SEO/BirdLife en Cantabria, sita en el Centro de Estudios de las Marismas de Astillero, acogerá este jueves, 1 de agosto, a las 19 horas, una sesión formativa para los miembros de la Red de Voluntarios contra el Veneno de Cantabria.

   Esta formación es parte del compromiso de SEO/BirdLife con aquellas personas que se han decidido a participar en la lucha contra el uso ilegal del veneno y actuar voluntariamente en la prevención y detección de aquellos casos que se registran en el medio natural.

   En la sesión formativa se abordará el problema del uso ilegal de cebos envenenados, las consecuencias ambientales de este delito, las sustancias utilizadas en la elaboración de los cebos y el protocolo de actuación en caso de hallar un animal o cebo presuntamente envenenado, haciendo especial hincapié en las medidas de seguridad del propio voluntario.

   Estas sesiones están dirigidas a los voluntarios de la red y a cualquier persona interesada en este grave problema para la conservación de la biodiversidad. Estas sesiones formativas se han celebrado ya en Madrid, País Vasco o Valencia y continuarán a lo largo del verano en otras comunidades autónomas, según informa SEO/BirdLife en nota de prensa.

   Se debe confirmar asistencia enviando un correo electrónico a la dirección [email protected] indicando el nombre y apellido de los participantes. Se seleccionará a los asistentes por orden riguroso de entrada hasta completar aforo.

EL VENENO EN CANTABRIA

   La Fiscalía de Medio Ambiente de Cantabria señalaba dentro de la memoria del año 2012 de la Fiscalía General del Estado, «el preocupante incremento de denuncias por uso de cebos envenenados, lo que está provocando la muerte de numerosos ejemplares de distintas especies animales». La Fiscalía especializada en Cantabria añadía que «no hay autor conocido todavía en ninguno de los supuestos denunciados».

   Para SEO/BirdLife, ello es una manifestación de la impunidad con la que se comete este delito y que está directamente relacionado con la necesidad de investigar y prevenir la utilización ilegal de cebos envenenados. La Red de Voluntarios contra el Veneno pretende ser una herramienta eficaz en la prevención y detección de episodios de veneno que aparezcan en Cantabria, reduciendo así la impunidad con la que se comete este delito.

   Las actividades que llevan a cabo los voluntarios guardan relación especialmente con la inspección, la detección de cebos y animales presuntamente envenenados, la interposición de denuncias (canalizadas a través del teléfono SOS VENENO 900 713 182) y la divulgación de esta problemática.

   Se incrementa así la acción social específica gracias al desarrollo de una red de colaboradores motivados, formados y dotados del material necesario, que sirve de apoyo a la acción de los Técnicos Auxiliares del Medio Natural (TAMN) o el Servicio para la Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. Cada voluntario tiene asignado un número de carnet de voluntario, y un seguro de responsabilidad civil a cargo de SEO/BirdLife.

   A pesar de ser ilegal y no efectivo, el veneno se sigue utilizando para eliminar depredadores. La colocación de cebos envenenados es una práctica arraigada, completamente ineficaz para los objetivos que persigue, además de un método masivo, no selectivo y cruento para la fauna. Por ello, está prohibido por la legislación nacional y autonómica y aparece tipificado como delito en el Código Penal. El veneno en el campo supone un riesgo para la salud pública, para el medio ambiente y para las mascotas.

PROYECTO LIFE+ VENENO

   El proyecto Life+ VENENO tiene como objetivo lograr una disminución significativa del uso de veneno en España. El proyecto, con un presupuesto de 1,6 millones de euros, de los cuales la Comisión Europea cofinancia el 40% y la Fundación Biodiversidad el 26%, se desarrolla entre 2010 y 2014.

   SEO/BirdLife, el Fondo para la Conservación del Buitre Negro y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha son los beneficiarios del proyecto. Los cofinanciadores son el Cabildo de Fuerteventura, la Junta de Andalucía y el Gobierno de Cantabria. La Editorial América Ibérica colabora con el proyecto y otras 12 comunidades autónomas y un cabildo participan en diferentes acciones.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Insectos más Feos del mundo

OREL: ¿Un destino escrito?

Animales ciegos muy sorprendentes