Actualizar

domingo, febrero 5, 2023

Los vecinos de Robles de Laciana (León), atemorizados por un oso

Un oso, que ha matado a 13 ovejas, una vaca y un carnero desde el pasado mes de mayo, tiene atemorizados a los vecinos de la pedanía leonesa de Robles de Laciana, en el municipio de Villabino.

   El último ataque del animal se ha producido hace una semana a tan sólo 10 metros de una vivienda, según ha explicado el alcalde pedáneo, José Méndez Fernández, en declaraciones a Europa Press.

   «Los ataques son cada vez más cerca de las casas, por eso los vecinos tienen miedo y evitan salir de sus casas cuando anochece», ha indicado Fernández, quien ha precisado que algunos vecinos que han visto al animal han asegurado que es «grande y joven».

   Por su parte, el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, ha explicado que el comportamiento del plantígrado es «extraño», aunque ha precisado que es habitual que los animales estén cerca de los pueblos de la Cordillera Cantábrica  «bajan a coger alimentos que les gustan como miel y cerezas».

   En este caso, Palomera cree que el oso, u osos, que han atacado a las ovejas se han acercado demasiado al pueblo en busca de «comida fácil»  ya que en esta época del año en el monte escasea el alimento.

«Se trata de rebaños dispersos y sin vigilar, el oso lo ha probado, ha visto que es fácil y por eso ha repetido», ha explicado a Europa Press el presidente de la Fundación Oso.

   A pesar del malestar de vecinos y ganaderos por la proximidad del plantígrado y por los ataques que ha realizado al ganado, Palomera ha asegurado que no existe ningún riesgo de que el oso ataque a la población.

   En este sentido, ha recordado que en el entorno del municipio de Villablino viven alrededor de 12 ejemplares de oso, entre los que se encuentran normalmente una o dos hembras jóvenes con sus crías.

   En este momento, Palomera ha aseverado que la fundación que preside y la Junta de Castilla y León están dialogando para tomar mediadas que alejen a este oso del pueblo y eviten que continúe matando animales.

   Estas actuaciones pasan, según Palomera, por proteger a las ovejas y utilizar métodos de «persuasión» para disuadir al oso. «Primero se tiene que hacer un seguimiento de la situación, asegurarnos que se trata de un único oso y después alejarle mediante patrullas», ha añadido.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés