Actualizar

lunes, febrero 6, 2023

Comunidad Valenciana. Gandia presenta al ministerio el proyecto de crear un arrecife artificial con hundimiento de cuatro buques

El alcalde de Gandia (Valencia), Arturo Torró, ha presentado este jueves en rueda de prensa el proyecto de creación de un arrecife artificial frente a la costa del municipio. El proyecto, que ha sido presentado ya ante el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, pretende hundir cuatro buques de madera frente a la playa para que en una década se haya creado un arrecife que invite a practicar el buceo.

   El arrecife, según han dado a conocer desde el consistorio, se situará a cuatro kilómetros frente a la costa de Gandia y a 20 metros de profundidad, «en una zona marina fangosa, sin vegetación, y sólo habitada por pocos crustáceos». Se calcula que en diez años, se haya podido consolidar un arrecife de plantas y peces, cubierto de vegetación y fauna marina, «ya que se multiplicará tanto el número de crustáceos como el de peces», tal y como ha explicado el jefe del área de Turismo del ayuntamiento, Carlos Bolta.

   Para ello, se hundirán cuatro buques de madera mediante un sistema de anclajes, sujetos a los cascos, y balones de aire. El material elegido es la madera porque así se exige, ya que ésta desaparece con el paso del tiempo, y no afecta negativamente a las especies vegetales y animales, como sí podría suceder con barcos de hierro, han apuntado.

   Bolta, ha explicado que la creación del arrecife tiene un doble objetivo. Por una parte, es beneficioso a nivel natural; y por otra, a nivel turístico ya que podría atraer a los aficionados al buceo. Una práctica, que según se ha resaltado durante la rueda de prensa, diversos estudios y experiencias en otras zonas de la geografía española muestran el «gran interés» que esta práctica deportiva suscita entre un destacado número de seguidores.

EJEMPLOS TURÍSTICOS

   Los referentes son: la isla de El Hierro, que sustenta su economía en el buceo destinado a la visita de arrecifes, y las Islas Medas (Girona), que reciben más de 200.000 visitas al año.

   A lo que se suma un gran impacto económico, según el consistorio. En el ámbito europeo hay 3,2 millones de buceadores en activo, que generan 3.800 millones de euros al año. En el ámbito nacional, el perfil de usuario es de entre 25 y 36 años, y pernocta de media 10 días en el lugar al que va a bucear. Además, el gasto diario es de unos 50 euros, con todo lo que supone esto para negocios relacionados con el buceo, pero también para hoteles, restaurantes, comercio, y ocio nocturno.

   Por lo que, según Bolta, la oferta directa e indirecta que generará el arrecife «es muy amplia». Para explicar el impacto que tendrá, Bolta ha puesto el siguiente ejemplo: «Si a Gandia llegaran 5.000 buceadores al año y se quedaran en la ciudad tan sólo 5 días, cifras inferiores a otros destinos con la misma oferta, gastando 50 euros diarios, se generarían 1,25 millones de euros al año».

   Desde el ayuntamiento estiman que los potenciales visitantes del arrecife son los centros de buceo homologados y clubes náuticos de la Comunitat Valenciana, así como también, turistas de Holanda y Alemania, países con afición a las actividades subacuáticas, y Francia, por su proximidad.

   Además, se han elegido los 20 metros de profundidad para intentar atraer al mayor número posible de aficionados, ya que descender menos metros es una práctica para buceadores poco experimentados y cuanta más profundidad se descienda, más alto será el nivel de los buceadores.

VERTIENTE ECOLÓGICA

   Por su parte, Arturo Torró ha destacado la vertiente ecológica y el beneficio a la biodiversidad que aporta el proyecto. Además, ha recordado los esfuerzos que está haciendo el Gobierno Municipal para «atraer visitantes a la ciudad, de perfiles e intereses muy diversos y variados, que se pretenden satisfacer con la oferta que aporta Gandia, en este caso buceo, con actividades que no deben concentrarse solamente en verano».

   Desde el área de Turismo de Gandia se ha anunciado la intención de que la localidad aparezca en catálogos de buceo recreativo, tanto físicos como online, y que el destino se promocione desde agencias de buceo y tour operadores europeos.

   Se calcula que el ministerio de Agricultura y Medio Ambiente tardará entre seis y ocho meses en aprobar el proyecto. Si eso ocurre, el ayuntamiento procederá al hundimiento de los barcos, por lo que «previsiblemente el proyecto empezará a ponerse en marcha en abril del próximo año, o como muy tarde, en octubre», han anunciado.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés