Actualizar

miércoles, febrero 1, 2023

Arias Cañete alerta de que los fuegos son impredecibles

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha alertado de que los incendios forestales y su intensidad son «impredecibles» porque dependen de «las imprudencias» y del «terrorismo medioambiental que hagan los desaprensivos que prenden fuego al monte».

   En una entrevista con Europa Press, el ministro ha subrayado que ha habido incendios «intencionados» y otros por imprudencias, aunque estos también depende de la meteorología y de la accesibilidad de las zonas.

   Concretamente, ha dicho que este año la primavera ha sido «muy lluviosa» y que, «afortunadamente», los embalses tienen una capacidad de almacenamiento «muy importante». Sin embargo, ha advertido de que, como contrapartida, hay mucha materia en el monte que puede arder y con cualquier imprudencia los fuegos son mucho más peligrosos. «Hemos tenido una climatología que nos ha permitido durante el mes de julio que el riesgo de incendios fuera algo más bajo», ha valorado.

   Por otro lado, ha defendido la necesidad de que el Código Penal incremente las penas por delitos medioambientales y, concretamente, las previstas por incendios forestales.

   Además, el ministro opina que la reforma de la Ley de enjuiciamiento criminal debe incluir la modificación el sistema de enjuiciamiento para que no sean los jurados populares los encargados de juzgar estos delitos sino que sea el juez ordinario el que delimite las responsabilidades y establezca las penas.

QUITAR EL JURADO

   «Con un sistema de jurados, el sistema de la vecindad y el conocimiento y la proximidad del infractor con los miembros del jurado ha hecho que hasta ahora las penas hayan sido muy limitadas y las condenas muy reducidas», ha manifestado.

   En este contexto, ha subrayado que la «gran labor de investigación y esclarecimiento de los hechos» que llevan acabo los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, no se corresponde después con las sanciones que se imponen respecto de la «gravedad» de los hechos.

   Asimismo, ha insistido en que los incendios no solo provocan perjuicio económico ni medioambiental sino que ponen en riesgo la vida de todos los que tienen que participar en la extinción de los incendios. En este sentido, ha recordado que en 2012, de hecho, «hubo algunas víctimas mortales fruto de estas imprudencias o acciones premeditadas».

   Sin embargo, ha añadido que en los siete primeros meses del año han ardido diez veces menos el número de hectáreas del año anterior y que la climatología ha permitido que en julio el riesgo de incendios haya sido más bajo de lo normal, pero que al final de mes han subido las temperaturas y, cuando se juntan con imprudencias da lugar a incendios como el de Andratx.

   Respecto a este incendio, ha explicado que algunas zonas difícilmente accesibles han sido muy complicadas de controlar porque este fuego ha sido en una zona «muy, muy difícil» a pesar de que se ha producido un despliegue «excepcional». «Nunca ha habido probablemente más concentración de medios aéreos en un mismo incendio», ha apostillado.

   Por otro lado, el titular de Medio Ambiente, ha agregado que, en estos momentos, España está en la fase final de las negociaciones con Canadá para la compra de un nuevo avión de extinción de gran capacidad, de 5.500 litros. Esta compra es «limitada» debido a la poca oferta de aeronaves de este tipo que hay en el mundo. «Estamos en negociaciones, en la fase final del contrato. Falta decidir el precio y la fecha de entrega», ha apuntado Arias Cañete que ha justificado la demora en lo complicado de los procedimientos de esta índole.

   «El avión está, pero estamos a punto de cerrar un contrato. No es tan fácil cerrar un contrato de la compra de un avión. No es ir a un supermercado donde se diga pónganme un avión, no. Un avión es complicado porque no sólo se compra el avión, se compran todos los repuestos que garantizan el normal funcionamiento y tiene muchas claúsulas de responsabilidad y es algo más complicado. Estamos en esa fase del procedimiento», ha precisado.

   Por ello, ha manifestado que, aunque podría ser que el avión no volara desde Canadá en el marco de la campaña de incendios actual, «lo importante» es aumentar y renovar la flota de aviones. De este modo, ha agregado que en esta campaña de 2013 se ha aumentado la flota en un hidroavión que se ha enviado a Canarias de forma permanente.

   Respecto a la atención a las comunidades autónomas, ha defendido que se están pudiendo atender las necesidades de todas ellas y que durante el mes de julio no ha habido «ningún problema», ni siquiera en el de Andratx (Mallorca), que ha sido «muy intenso».

   Por último, ha señalado el convenio con el Grupo 43 del Ejército del Aire que permitirá a su departamento poner en el aire más hidroaviones que los existentes el año pasado. «El problema en incendios no es el número de aviones, sino el número de aviones que simultáneamente pueden estar en el aire», ha indicado el ministro, que ha valorado el «esfuerzo suplementario» de este grupo del ejército por poner más aviones en el aire que en 2012.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

OREL: ¿Un destino escrito?

Animales ciegos muy sorprendentes

Hay Animales bisexuales