Andalucía. Interceptan una embarcación dedicada a la pesca furtiva de atún rojo

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han interceptado en el puerto deportivo de Benalmádena (Málaga) una embarcación dedicada a la pesca furtiva de atún rojo, una especie sobre la que existe prohibición expresa de captura. Ante esto, se ha imputado a los cinco tripulantes como supuestos responsables de la captura, tenencia y desembarque.

   Este operativo se enmarca en las actuaciones establecidas en el plan de colaboración acordado con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en relación con el Programa Anual de Control Integral de Actividades Pesqueras (Paciap).

   Los agentes iniciaron acciones de información, vigilancia y control de las posibles descargas de atún rojo sin haber realizado la obligatoria declaración o incumpliendo las condiciones de la misma, o aquellas descargas de ejemplares capturados mediante la modalidad de pesca deportiva, cuyo cupo ya ha sido completado, por lo que no estaría permitida en la actualidad.

   Realizando estas labores en el puerto deportivo de Benalmádena, los agentes interceptaron una embarcación, a la que sorprendieron descargando dos atunes rojos –de 60 kilos cada uno– y que eran introducidos en una furgoneta, según han informado desde el instituto armado en un comunicado.

   Por parte de personal adscrito a la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y a Inspección Pesquera, se procedió al traslado de los atunes a dependencias del Instituto Oceanográfico para su estudio y, una vez finalizado, fueron entregados a centros benéficos.

   Ante esto, se han realizado diligencias por la supuesta comisión de un delito contra la fauna y flora silvestre por la pesca ilegal de atunes rojos, imputando a los cinco tripulantes de la embarcación.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Lista Roja de la UICN

Meteoritos carbonáceos llenos de vida

Un roedor con mucha historia

Una tortuga gigante en los Pirineos