La Xunta atribuye a los incendiarios acciones con carácter homicida

La conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, ha calificado de «actuaciones con carácter homicida» las de aquellas personas que prenden fuego en el monte, puesto que los incendiarios, ha denunciado, generan peligro «muy cerca de los pueblos y causando graves riesgos a personas y viviendas».

   Quintana ha pasado parte de la mañana de este miércoles en la zona de Trasmiras, en Ourense, para supervisar el despliegue de las brigadas militares de la ‘Operación Centinela’.

   En este lugar ha aportado información a los periodistas sobre los incendios activos en Galicia y, al respecto, ha detallado que el de Oia-O Rosal (Pontevedra) está «aún activo, sin nivel 1», pero espera que esté bajo control en la tarde de este miércoles; mientras el de Ribeira (A Coruña) sigue también estabilizado.

   La titular de Medio Rural ha aludido a las condiciones de viento de estos días, con una situación «muy extrema», y ha cargado contra la «clara intencionalidad de hacer daño» de algunas personas, puesto que, según ha subrayado, «la mayoría de los fuegos comienzan a unas horas en las que la reacción con los medios aéreos es imposible».

MÁS VIGILANCIA

   Ha explicado que con la llegada este martes de las patrullas del Ejército «se intensifica la vigilancia en la zona» que resultó afectada por los dos primeros grandes incendios de Galicia de 2013, tras quemar más de 2.000 mil hectáreas, conjuntamente, en los municipios ourensanos de Cualedro y Monterrei.

   «No pararemos hasta localizar a los que actúan de esta forma, en cierto modo, homicida y haremos caer sobre ellos todo el peso de la ley, haciéndoles pagar con su patrimonio los gastos originados», ha subrayado tras recordar que en lo que va de año hay más de 70 detenidos en relación con incendios forestales.

   También ha respondido la conselleira a preguntas sobre las críticas vertidas por los colectivos de trabajadores de extinción por falta de labores de prevención este año, a lo que ha dicho que conoce «el comentario» y que esas tareas «no son determinantes, pues, cuando quieren hacer daño, lo consiguen igual».

   Se ha referido, en concreto, al fuego de Oia, que se extendió a los ayuntamientos de O Rosal y Tomiño y, según ella, estuvo originado en montes vecinales «muy bien trabajados» y, no obstante, el daño «se hizo igualmente».

   Por su parte, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que acompañó a la conselleira y a los alcaldes de Trasmiras, Verín y Laza en la visita, ha explicado que la presencia del Ejército se enmarca en la ‘Operación Centinela’ y es importante «que se sepa que hay vigilancia en los montes». Además, ha agradecido esas labores de las patrullas militares.

ALCALDES OBLIGADOS

   En declaraciones a Europa Press este martes, varios alcaldes señalaron que colocar bandos e informar a los vecinos de que deben limpiar las fincas y montes de su propiedad en los pueblos no es suficiente. Al respecto de esto, Quintana ha recordado que la ley obliga a limpiar los montes «y los alcaldes tienen que comunicar a los vecinos esa obligación».

   «Si los propietarios no desbrozan, lo tiene que hacer el ayuntamiento y pasar luego el coste al propietario; todo esto es un procedimiento complejo pero es obligatorio hacerlo», ha remachado.

«PILLARLOS Y QUE PAGUEN»

   Después de las declaraciones a los medios de comunicación, responsables militares, alcaldes y autoridades autonómicas comentaron en un corrillo que a los autores de este «terrorismo medioambiental» hay que «pillarlos y que paguen», y la conselleira detalló que en las últimas 24 horas se registraron 105 fuegos en Galicia «y esto sigue sin ser casual».

   Por su parte, el secretario xeral de Medio Rural e Montes, Tomás Fernández-Couto, ha indicado que, desde su punto de vista, los fuegos de Cualedro-Monterrei y Ribeira «fueron prendidos siguiendo una estrategia, teniendo en cuenta el viento del nordés en el caso de la costa y la hora en que los pusieron».

ONCE PATRULLAS DE SOLDADOS

   Momentos antes de las declaraciones políticas, el teniente Enrique Sierra del grupo militar instalado en Trasmiras ha apuntado que llegaron el día anterior desde la base de Viana do Bolo, donde 11 patrullas comenzaron la ‘Operación Centinela’ en agosto y la terminarán el 16 de septiembre.

   Cada patrulla consta de dos personas con la misión de vigilar los montes, detectar posibles focos de fuego cuanto antes, colaborar en la búsqueda de sospechosos «y extinguir sólo en el caso de que haya peligro para vidas humanas».

   Sobre los resultados de este trabajo, ha dicho que detectaron nueve fuegos, de los que seis quedaron en conatos y otros tres fueron incendios, y el mayor quemó 100 hectáreas en los montes de Chandrexa de Queixa hace 10 días.

   Las patrullas se dividen en turnos diurno y nocturno, de 8.00 a 23.00 y de 23.00 a 8.00 horas, dotados con equipo de observación adecuada para las noches.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés