Ecologistas y SEO/Birdlife alertan del riesgo que supone acortar los plazos que contempla la Ley de Evaluación Ambiental

Ecologistas en Acción y SEO/BirdLife consideran que el Proyecto de la Ley de Evaluación Ambiental aprobado este viernes en Consejo de Ministros «principalmente busca acortar los plazos» lo que pone en «riesgo» la «calidad de los informes que valoran el impacto ambiental», según han informado las ONG.

   En declaraciones a Europa Press, la portavoz de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, ha calificado la nueva norma de «negativa» porque, en su opinión, esta «priorización de la rapidez también dificultará la participación –en cada uno de las obras que se evaluarán– de los ciudadanos y agentes afectados».

   Según Oberhuber «se ha dado un paso atrás» con la creación de los «bancos de conservación de la naturaleza» como instrumento de compensación de daños ambientales de las grandes obras pues «mercantilizan la biodiversidad».

   En este sentido, Oberthuber se muestra en contra de ponerle precio a la naturaleza, pero «ya que se hace» por lo menos éste «debería ser fijo y responder a criterios de valoración científicos».

   Así, ha recordado que Medio Ambiente impondrá el número de ‘créditos’ que la constructora tendrá que pagar en función del impacto ambiental que vaya a ocasionar, pero el valor de esos bonos estará regulado por el mercado, que «desde luego priorizará el beneficio económico y especulativo frente a la conservación de la naturaleza», señala Oberthuber.

   Estos «activos ambientales», producidos por empresas privadas que realicen labores como, por ejemplo, la regeneración de un bosque, serán comprados por los ejecutores de los proyectos que en otro lugar deforesten un entorno parecido. Al dejarse el valor de estos títulos a la ley de la oferta y la demanda, podría darse la situación de que sea muy barato destruir la naturaleza, según explica esta responsable de campañas de Ecologistas.

   Se da la situación, indica Oberthuber, de que este modelo, basado en subsanar los impactos ambientales en un lugar, mejorando el entorno en otro mediante la «compraventa» de activos naturales ha sido importado «directamente» desde Estados Unidos, sin que «ni siquiera se haya adaptado a las particularidades de España».

«NO ES EL MOMENTO»

   Por su parte, desde SEO/BirdLife consideran que «no es el momento» de modificar esta ley cuando la Unión Europea está trabajando en una nueva Directiva de Impacto Ambiental, que además, propone un modelo que no se está utilizando en ningún otro Estado miembro.

   También, considera que no ha existido una «correcta» participación pública puesto que los principales actores interesados como las comunidades autónomas, promotores o los consultores «no han sido tenidos en cuenta».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés