La migración de la ganga ortega

Junto al CSIC-IREC, y dentro del programa Migra, hemos marcado con GPS 19 gangas ortega para conocer sus migraciones, amenazas y declives en toda España.

La migración de la ganga ortega. Entre 2006 y 2019 la especie ha registrado una evolución negativa en España, con un declive del 43% en la península ibérica y un 34% en Canarias. Muy ligada a la agricultura de secano, se distribuye principalmente por Canarias, Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla-León y el valle del Ebro.

La especie está catalogada como especie En Peligro en España peninsular y Vulnerable en Canarias en el último Libro Rojo de las Aves de España. El objetivo de los marcajes es conocer los movimientos de la especie e identificar las zonas más importantes para la ganga ortega en cada época del año. Y contribuir a una mejor planificación territorial del suelo agrícola o expansión de las infraestructuras de producción de energía renovable.

Programa Migra

Este año la ganga ortega es una de las especies objetivo del programa Migra, que desarrolla SEO/BirdLife en alianza con la Fundación Iberdrola España, con la finalidad de contribuir al mejor conocimiento de sus desplazamientos. Y necesidades ecológicas y mejorar así su estado de conservación en España. Hasta la fecha se han marcado 19 ejemplares de ganga ortega en las comunidades autónomas de Castilla y León, Castilla–La Mancha y Andalucía. Dentro del programa Migra y algunos ejemplares más en colaboración con otras entidades.

Ganga ortega en estepas de Belchite (Zaragoza). Autor: SEO/BirdLife

Joya de la avifauna

La ganga ortega es una joya de la avifauna española, de las aves más conocidas en nuestro país y con la mejor población de la especie en nuestro continente, que ha sufrido marcados declives en la península ibérica durante las últimas dos décadas. Esta especie vive en terrenos abiertos y climas áridos o semiáridos y se alimenta principalmente de semillas. En España, ocupa zonas llanas dedicadas fundamentalmente a la agricultura de secano y al pastoreo extensivo. En época reproductora la podemos encontrar en estepas, así como en mosaicos agropecuarios compuestos de parcelas de usos heterogéneos. La migración de la ganga ortega.

Situación de la especie en España

En 2019, la población española se estimó en unos 7.000 ejemplares, distribuidos principalmente en los núcleos poblacionales de Canarias (31,8%). La meseta sur (14,9%), los páramos del sistema ibérico (14,0%). El valle del Ebro (13,0%). Extremadura (12,3%), los núcleos de Andalucía (10,0%). Y la meseta norte (3,8%). Entre los censos nacionales de 2006 y 2019, se ha registrado una evolución negativa de la población de ganga ortega, con declives próximos al 34%. Mientras su población canaria parece estable (disminuyó en un 2%), la población de la España peninsular disminuyó en un 43%.

Dentro de la península, se produjeron fuertes descensos en la meseta norte, el valle del Ebro y los páramos del sistema ibérico (Castilla y León, Aragón, Navarra, La Rioja y Cataluña). Y en la meseta sur (Castilla-La Mancha, Madrid), declives moderados en Extremadura. Mientras que las poblaciones parecen más estables en los núcleos poblacionales de Andalucía y Murcia (Valle del Guadalquivir, penillanuras subbéticas y sureste semiárido). Por lo tanto, es urgente entender y remediar las causas de los declives en los distintos núcleos de población de la especie.

Seguimiento de las gangas desde 2011

Desde 2011, un equipo de investigadores del CSIC-IREC (Ciudad Real) estudia la ganga ortega y la ganga ibérica con el fin de determinar sus requerimientos ecológicos básicos. Sus desplazamientos, entender mejor las causas de declive y mejorar su conservación. Las primeras capturas y marcajes de ganga se hicieron en España tras adaptar un método que el investigador usaba con éxito para capturar lagópodos en Escocia.

Para tener una visión más completa de los movimientos y uso del hábitat de la ganga ortega en España, los investigadores del CSIC-IREC iniciaron una colaboración con SEO/BirdLife y el programa Migra. Para realizar marcajes con emisores GPS en núcleos poblacionales donde la ecología de la especie está menos conocida. El objetivo es caracterizar los movimientos estacionales (migraciones y dispersiones) a lo largo del año, y así obtener una visión precisa y completa del uso del espacio y de la selección de hábitat de la especie. Los marcajes permiten también estudiar con detalle la reproducción y las causas de mortalidad, sean naturales o antrópicas.

El objetivo último de los marcajes con GPS es conocer mejor las amenazas y causas del declive en los distintos núcleos poblacionales de la ganga ortega. El trabajo de campo se realizó en 2022, y a falta de marcar individuos en Castilla-y-León y en Canarias, la colaboración con Migra ha permitido marcar 19 individuos en gran parte de su área de distribución dentro de la península, y así completar el mapa de marcajes a la práctica totalidad del área de distribución peninsular de la especie.

La migración de la ganga ortega
Ganga ortega hembra marcada con GPS. @SEO/BirdLife-CSIC-IREC

¿Dónde se encuentra la ganga ortega?

Los trabajos iniciales han mostrado que las gangas ortega utilizan zonas de campeo distintas durante el periodo reproductor (abril-septiembre) y el periodo no reproductor (octubre-marzo). Las zonas de cría y de invernada en ocasiones solapan y otras veces son distintas, separadas de unos 20 a 60 km.

“En efecto, muchos individuos de ganga ortega realizan algo muy parecido a una “migración” estacional de corta distancia. Las zonas de crías se caracterizan por la presencia de más vegetación natural, pastos y barbechos, mientras que las zonas de invernada son más agrícolas como los cultivos de cereal de secano”, asegura Juan Carlos del Moral, coordinador del programa Migra de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLife.

Migración estacional

Los marcajes realizados con el proyecto Migra confirman este patrón de migración estacional y la necesidad de caracterizar las zonas de campeo y selección de hábitat tanto en época reproductor como en época no reproductora. La detallada información proporcionada por los individuos marcados con GPS permitirá entender mejor los movimientos de la especie, así como determinar el grado de conectividad entre los distintos núcleos de población.

“El estudio permitirá producir mapas de favorabilidad ambiental para la especie con una resolución muy alta y en toda el área de distribución, teniendo en cuenta los requerimientos de la especie a lo largo de su ciclo anual. Estos mapas proporcionarán una información muy útil para conservar las zonas más importantes para la ganga ortega y contribuir a una mejor planificación territorial de los cambios de uso de suelo agrícola o expansión de las infraestructuras de producción de energía renovable, como los parques eólicos o los fotovoltaicos”, concluye Del Moral. La migración de la ganga ortega.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Animales sacrificados para hacer ropa

10 fósiles vivientes

CREAF en la COP15 de la biodiversidad

Volcanes más peligrosos del mundo