Queso redondo vegano de arándano y tomillo

Es un aperitivo facilísimo de preparar, y contiene ingredientes 100% naturales que seguro que será la delicia de vuestros comensales.

¿Estás buscando una receta fácil de hacer, con pocos ingredientes, que guste a todos y que vaya bien con cualquier plato que pongas a continuación?, !esta es tu receta¡ La Bola de Queso vegano de arándano y tomillo, está para chuparse los dedos.

El secreto de esta Bola de queso vegano de arándano y tomillo es la combinación de los anacardos y el aceite de coco lo hacen tan liso y cremoso, que parece hasta algo ridículo. El limón, la pasta de miso y la levadura nutricional agregan un sabor delicioso a queso vegano.

El color es de un amarillo cremoso y suave con pequeñas motas de tomillo verde repartidas por todas partes, y los arándanos en el exterior lo hacen súper bonito. ¡Así que vamos a hacer esta Bola de queso vegano de arándano y tomillo!

¡Este es el perfecto aperitivo sin lácteos! Tan suave, cremoso y sabroso que a todos les encantará. Los colores festivos lo hacen un complemento perfecto para cualquier mesa de aperitivos.

Tiempo de preparación; 1 hora y 15 minutos

Tiempo Total: 1 hora y 15 minutos

Calorías por porción : 162 kcal

Ingredientes

  • 1 taza de anacardos crudos
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 cucharadas de levadura nutricional
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharaditas de pasta de miso blanco
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 cucharaditas de sal (o al gusto)
  • 1 cucharada de hojas frescas de tomillo
  • 1/2 taza de arándanos secos

Modo de elaboración

  • Puede hervir o remojar los anacardos. Para hervir los anacardos: agregar los anacardos en una olla pequeña, cubrir con agua y hervir durante unos 10 minutos hasta que los anacardos estén muy tiernos. Para remojar los anacardos: agrega los anacardos en un recipiente y cúbrelos con agua. Deja remojar durante 4 horas o más hasta que esté tierno.
  • Escurre los anacardos y agrégalos en un procesador de alimentos junto con el jugo de limón, levadura nutricional, aceite de coco, pasta de miso blanco, ajo y sal. Mezcla hasta que quede muy suave y cremoso, deteniéndote para raspar los lados según sea necesario. Agrega las hojas de tomillo al procesador de alimentos y mezcla para combinar.
  • Cubre un tazón pequeño con film y coloca la mezcla de queso en el tazón. Recoge los lados de la envoltura de plástico y gíralos para formar una bola. Deja que la bola de queso se endurezca en el congelador durante aproximadamente una hora, o durante un par de horas en la nevera.
  • Retira la bola de queso firme de la envoltura de plástico y presione con los arándanos en la parte exterior de la bola de queso. También puedes presionar ligeramente la pelota para obtener una forma más redonda si lo deseas. Puede servirlo de inmediato, o mantener la bola de queso cubierta en la nevera hasta que esté listo para servir. Adorna con ramitas de tomillo y sirve con tostas saladas.

Descubrirás un nuevo mundo con las bolas de queso vegano, esta receta te puede valer como punto de partida pero puedes sentirte libre para crear tu propia bola de queso con un sinfín de ingredientes; piña en trozos, menta, perejil, nueces, avellanas, ralladura de limón… ¿qué ingredientes son tus preferidos? ¿nos lo cuentas?

Para más información: Ecoalgrano

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Receta ecológica de brownies veganos

Caldo con pelotas ovo-vegetarianas

Ensalada eco con vinagreta japonesa

Pasta verdirroja y eco