Rosquillas Veganas de zanahoria

Las zanahorias que llevan nuestras rosquillas las vamos a cocinar al vapor, para que así aprovechemos al máximo sus fitoquímicos. Resulta que al cocinar la zanahoria se rompen sus paredes de celulosa y la pectina se hace más biodisponible, lo que significa que la absorbemos mejor.

Estas rosquillas de zanahoria son un claro ejemplo de cómo podemos incorporar las verduras en nuestras recetas de repostería saludable. La zanahoria, el ingrediente estrella de esta receta, es especialmente digestiva debido a su contenido en pectina, una fibra soluble que ha demostrado ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL y además, ejerce acción prebiótica(*).

Las zanahorias que llevan nuestras rosquillas las vamos a cocinar al vapor, para que así aprovechemos al máximo sus fitoquímicos. Resulta que al cocinar la zanahoria se rompen sus paredes de celulosa y la pectina se hace más biodisponible, lo que significa que la absorbemos mejor.

Igualmente, al cocinar la zanahoria también aumentaremos la biodisponibilidad del betacaroteno y si agregamos algún tipo de grasa saludable a las zanahorias, la absorción se verá aumentada. Nuestras rosquillas llevarán avellanas y semillas de lino, que son una excelente fuente de ácidos grasos esenciales antiinflamatorios, que nos ayudarán a absorber mejor los carotenos de la zanahoria.

Rosquillas de zanahoria y avellanas

  • Autor: Mariana Fígares
  • Tiempo de preparación: 20 mins | Tiempo de cocinado: 40 mins | Tiempo Total: 1 Hora

Ingredientes

  • 2 zanahorias
  • 1 taza de leche de coco
  • 1 taza de copos de avena sin gluten
  • 1 cucharada sopera de semillas de lino molidas
  • ½ taza de avellanas naturales
  • 1 cucharadita de canela de Ceylán

Instrucciones

  • Pelar y trocear las zanahorias. Poner a calentar agua en una cacerola y cuando rompa a hervir, colocar encima la vaporera con las zanahorias dentro. Dejar que se cocinen durante 10 minutos. Reservar.
  • Triturar con la batidora los copos de avena, hasta que estén hechos harina. Hacer lo mismo con las avellanas. Poner las avellanas y la avena molidas en un bol. También agregar al bol las semillas de lino y la canela. Mezclar bien.
  • A continuación, triturar las zanahorias al vapor con la leche de coco, hasta que quede una mezcla homogénea y cremosa. Añadir al bol en el que están el resto de ingredientes y mezclar todo muy bien hasta formar una masa.
  • Por último, introducir la masa en moldes de rosquilla o en otro molde e introducir en el horno. Hornear durante 40 minutos a 180 ºC. Esperar a que se enfríen antes de desmoldarlas.
  • Se pueden conservar en el frigorífico hasta 4 días.

Para más información: CONASI

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés