El programa Recíclate con Sogama ya aglutina la participación de 34.000 escolares

Dentro de un marco común con el que se pretende promover el reciclaje en las aulas, la dinámica habitual es que cada centro desarrolle su propio proyecto, que es supervisado por los técnicos de Sogama.

Desde su puesta en marcha, las distintas ediciones del programa educativo “Recíclate con Sogama” han venido cosechando grandes éxitos. Tanto es así, que en el presente curso académico 2018-2019 hubo centros que, a pesar de haber presentado su candidatura en plazo, no pudieron acceder a esta iniciativa debido al elevado número de solicitudes, circunstancia que obligó a la empresa a aplicar unos estrictos criterios de selección establecidos de antemano para este tipo de situaciones.

Actualmente, son 25 centros educativos de primaria, pertenecientes a las cuatro provincias gallegas, los que participan en la edición 2018-2019. El programa se canaliza a través del Plan Proxecta de la Xunta de Galicia, que tiene por objeto la educación en valores. A día de hoy, son 34.000 escolares los que han tenido la oportunidad de formar parte de Recíclate con Sogama y beneficiarse de sus enseñanzas.

Dotación de medios

Dentro de un marco común con el que se pretende promover el reciclaje en las aulas, la dinámica habitual es que cada centro desarrolle su propio proyecto, que es supervisado por los técnicos de Sogama. A fin de facilitar el trabajo, la empresa pública dota a las escuelas con los recursos necesarios, esto es, medios materiales y didácticos.

Entre los primeros, cabría destacar el suministro de islas de reciclaje, conformadas por tres contenedores de 120 litros de capacidad cada uno (amarillo, para envases de plástico, latas y briks; azul, para envases de cartón y papel; y verde convencional, para la fracción resto).

Adicionalmente, también se entregan compostadores a aquellos colegios que cuentan con servicio de comedor y disponen de huerto o jardín en el que aplicar el compost resultante. En este caso, los recipientes son de 350 litros de capacidad y su función es propiciar una fermentación controlada de la materia orgánica, bajo determinadas condiciones de oxígeno, temperatura y humedad, obteniendo un abono natural de alta calidad que cierra el ciclo de reciclaje de los restos orgánicos en origen.

Los soportes didácticos toman forma de carteles, folletos, guías, presentaciones, vídeos y juegos, tanto online como físicos. Dentro de estos últimos, cabría destacar el que lleva por nombre “Un partido polo planeta”, que recorre de forma itinerante los colegios para que los pequeños refuercen sus conocimientos en la gestión sostenible de los residuos urbanos.

Pero el apoyo de Sogama va más allá. Sus técnicos visitan periódicamente los centros para arroparles en la ejecución de sus trabajos, supervisar las actividades realizadas, corregir posibles errores y obtener así un feed back que será de gran utilidad a la hora de potenciar o de corregir determinados aspectos.

Evaluación

También los técnicos son los encargados de realizar caracterizaciones de los contenedores para comprobar, con datos, el grado de acierto a la hora de seleccionar residuos y cuantificar el porcentaje de impropios. Un parámetro que se tiene muy en cuenta a la hora de evaluar las memorias finales.

Para más información: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés