La planta causante del vertido de lodo rojo reanuda su actividad

El Gobierno nacionalizó la compañía esta semana después del vertido tóxico provocado por la rotura de una balsa con residuos y que ha dejado un balance de víctimas de nueve muertos y más de 120 heridos. El desastre medioambiental incluso ha amenazado al río Danubio.

   La empresa –la que más empleos ofrece en la zona con 1.100 trabajadores– seguirá bajo control del estado al menos durante dos años, mientras las autoridades tratan de paliar una tragedia que podría costar decenas de millones de euros.

   La reanudación de los trabajos en esta planta coincide con el regreso de parte de los vecinos que habían sido evacuados desde los pueblos más cercanos al origen del vertido. Las autoridades locales calculan que unas 700 personas regresarán a la localidad de Kolontar, mientras que decenas de habitantes de Devecser también habrían comenzado a regresar a sus casas.

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés