Voluntarios de Greenpeace pedirán al PSC que ratifique su oposición al cementerio nuclear

Greenpeace recordará a los delegados que el PSC dió su apoyo el pasado mes de marzo a la Resolució 632/VIII del Parlament de Catalunya, sobre el rechazo a la instalación de un almacén temporal centralizado de residuos nucleares en Ascó (Ribera d’Ebre). Para la organización ecologista, el actual silencio de la dirección del PSC sobre el cementerio nuclear plantea un interrogante sobre la solidez política de su rechazo a que esta instalación se ubique en Cataluña.

Asimismo, los voluntarios de Greenpeace llamarán la atención de los delegados al hecho de que en su Resolución, el Parlament de Catalunya reconoció que, en el caso de Ascó, el procedimiento seguido por el Ministerio de Industria no cumple con los requisitos del Convenio de Aahrus. Según Greenpeace este incumplimiento se extiende a todo el proceso, lo que lo convierte en nulo de pleno derecho. De hecho, la Audiencia Nacional ha dado la razón a Greenpeace y ha exigido al Ministerio de Industria que entregue la documentación básica para el proceso a la que nadie ha tenido acceso.Greenpeace también recordará a los delegados que el cementerio nuclear no es ni urgente, ni la única opción posible.

Según Greenpeace, es el momento de que el PSC abandone los ejes de su política energética y apuesten por una Cataluña 100% renovable antes de 2050, y establecer una estrategia para conseguir este objetivo, que incluya el cierre de las nucleares cuando hayan agotado sus 30 años de vida útil.

“Queremos hacer saber a los delegados del PSC que Cataluña no tiene por qué seguir sufriendo sine diem  los efectos y peligros de las energías sucias”, ha declarado Anna Rosa Martínez, delegada de Greenpeace en Cataluña. “No existe ninguna barrera económica ni ambiental para que el futuro de Cataluña sea 100% renovable. Apostar por ello o por el cementerio nuclear es sólo cuestión de voluntad política”.

 

Greenpeace

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés