La Junta invierte 1,4 millones en la adecuación y sellado de un vertedero en Écija

Según ha afirmado el consejero en un comunicado, otras exigencias de los trabajos son asegurar la estabilidad del vertedero, evitar que una vez clausurado se convierta en fuente de contaminación hídrica debido a la producción de lixiviados, eliminar fuentes de malos olores, de gases de efecto invernadero y de infecciones de carácter higiénico, y paliar el impacto visual integrando el vertedero en su entorno. Para satisfacer todas estas necesidades, la realización del proyecto se ha dividido en varias fases, incluyendo los estudios y trabajos previos, la adecuación de los residuos y estabilización de los taludes, cobertura del área de vertido, sistema de captación de biogás, control de aguas superficiales, restauración de la cubierta vegetal, y obras auxiliares.

   Asimismo, el titular de Medio Ambiente ha asegurado que este proyecto sigue la línea de gestión del Plan Director Territorial de Gestión de Residuos no Peligrosos de Andalucía 2010-2019, aprobado el pasado 2 de noviembre en Consejo de Gobierno. Según Díaz Trillo, el citado documento prevé inversiones de 2.184 millones de euros y permitirá crear 8.571 empleos para la construcción y mejora de instalaciones, así como para alcanzar el objetivo de las ‘tres R’ (reducir la producción, reciclar lo recogido, y reutilizar y revalorizar el resto). La nueva planificación sustituye a la vigente desde 1999 y posee cuatro grandes programas destinados respectivamente a la prevención; gestión; seguimiento y control; y concienciación, difusión y comunicación.

   De estos cuatro bloques, el de gestión concentra el grueso de inversiones, con 2.144,4 millones. El objetivo del mismo es consolidar la estrategia seguida en los últimos años en la línea de primar la preparación del residuo para su reutilización, reciclado y valorización energética, y dejar el depósito en vertederos como última opción.

   En este sentido, el consejero ha anunciado el incremento de la red de infraestructuras existente en Andalucía con la construcción de numerosas instalaciones, tales como una planta de valorización de residuos en cada provincia; 105 puntos limpios fijos, otros 30 móviles y 139 adicionales para municipios mayores de 5.000 habitantes; tres plantas de recuperación y compostaje y dos nuevos vertederos de apoyo; ocho plantas de transferencia; y una planta de clasificación.

   Entre los objetivos generales del Plan Director, Díaz Trillo ha mencionado también otro reto estratégico: luchar contra el cambio climático. El titular de Medio Ambiente ha asegurado que se pretende reducir la contribución de los residuos a este problema y se estima que, con la aplicación de las medidas contempladas, las emisiones de gases de efecto invernadero con este origen descenderán un 50% hasta 2019, suponiendo una rebaja de 25 millones de toneladas de CO2.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés