Las Cruces logra el millón de toneladas de roca extraída y prevé 10 nuevos sondeos de agua

La filial de Inmet Mining, que prevé una facturación de 150 millones en 2010, ha informado a Europa Press de que a mediados de diciembre ya se ha alcanzado el millón de toneladas de roca extraída. Tras está extracción, se inicia el proceso de consecución del mineral para conseguir el cátodo de cobre, que fue extraído por primera vez de esta corta en mayo de 2009.

   La compañía ha explicado que la Fase I del plan de gestión de aguas de la mina ya está completada con la realización de 28 sondeos y la Fase II cuenta con 23 sondeos de agua autorizados. En este sentido, de los sondeos autorizados, 17 ya se han construido y diez estarán en operación en un mes.

   Además, antes de que termine 2010 se prevé la entrada en servicio una de las nuevas unidades de tratamiento de aguas con capacidad de 45 litros por segundo, mientras que en el primer trimestre de 2011 comenzará a funcionar la planta permanente de tratamiento que conllevará un acuífero «con calidad de potable en toda el agua extraída».

   Según indica a Europa Press, en CLC se aplican los estándares de Inmet en seguridad, salud, medio ambiente y relaciones con el entorno, «que representan las mejores prácticas de trabajo aplicadas a la industria minera en el mundo», aplicándose no sólo a los empleados del complejo sevillano, sino también a los contratistas que trabajan para él.

- Advertisement -

   En este marco, la compañía remarca su apuesta por conseguir alcanzar el «daño cero», es decir, que sus acciones no supongan daño alguno para los trabajadores, contratistas, medio ambiente o para la comunidad local. Así, la principal partida en el apartado de inversiones medioambientales, más de 22 millones, se dirige a la gestión del agua, tanto actuaciones anteriores a la aprobación del Plan Global como derivadas de éste.

   CLC ha comprometido una inversión de 800 millones hasta la fecha, previendo aumentarla en unos 200 más en los próximos años. Estos 800 millones se reparten en inversiones de la fase previa de estudios, prospecciones y tramitaciones (49 millones); la fase de construcción e infraestructuras (703 millones), la puesta en marcha y ajustes de mantenimiento (27 millones), así como las inversiones adicionales acometidas en el Plan Global de gestión de aguas (21 millones).

   A esto se suman las inversiones ya planificadas para los 15 años de actividad inicialmente previstos y para la fase de restauración posterior a la clausura de la mina, que se elevan a 200 millones de euros. Igualmente, Cobre Las Cruces prevé unos costes operacionales en torno a 100 millones anuales.

   La mina alcanzó en noviembre el 50 por ciento de su capacidad de producción y espera continuar aumentando dicha cifra durante todo 2011, además de establecer mecanismos para superar las 6.000 toneladas de cátodos al mes para las que la planta está diseñada en principio.

   La compañía da empleo a más de 900 personas, de las que el 43 por ciento pertenecen a los municipios cercanos, una tasa que alcanza el 29 por ciento en el caso de los contratistas. En este sentido, genera alrededor de 4.000 empleo, entre puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés