Actualizar

domingo, enero 29, 2023

Repsol YPF invertirá 130 millones para evitar vertidos

El anuncio se ha producido tras una reunión mantenida este lunes con los alcaldes de Cambrils, Salou, Vila-seca y Tarragona, además de representantes del Gobierno central y autonómico.

   El presidente de la multinacional ha negado que los últimos episodios de contaminación –cuatro desde octubre, tres de ellos en el último mes– se hayan producido por falta de rigor en el mantenimiento o por sistemas de seguridad obsoletos, aunque ha reconocido que no estaba previsto «invertir tanto dinero en un espacio tan corto de tiempo».

   En concreto, Brufau ha avanzado que durante dos años inyectarán 50 millones de euros para modernizar la plataforma ‘Casablanca’ y dotarla del instrumental y los mecanismos de seguridad de que disponen las plataformas petrolíferas más modernas del mundo.

   «La ‘Casablanca’ es del año 81; estamos realizando un estudio de los estándars de equipamiento de las instalaciones más modernas del mundo para equipararla en cuanto a tecnologías de seguridad», ha explicado.

   Dicha plataforma protagonizó en diciembre la fuga de unos 60.000 litros de crudo, según cálculos de Repsol, que obligó a activar el Plan de Contingencias, y desde ella está previsto que se empiece a explotar dos nuevos pozos a lo largo de 2011.

   Por otra parte, Repsol YPF abordará la sustitución de todas las infraestructuras de conexión entre el pantalán del Puerto y la refinería en los próximos cuatro años, con una inversión de más de 80 millones de euros.

MEJORA DEL SEGUIMIENTO

   Un comité de expertos y una comisión permanente de seguimiento, integradas por técnicos y representantes institucionales del territorio, velarán por el cumplimiento de los compromisos adquiridos este lunes.

   Además, está previsto un cambio en la organización de Repsol para que una sola persona asuma la responsabilidad de las operaciones marítimas.

   El laboratorio de I+D de la multinacional «está trabajando para emplear la más alta tecnología en la detección de cualquier rastro de fuga». En este sentido, la multinacional incidirá especialmente en los sistemas de control, «que incluyen sensores por infrarrojos».

   Brufau ha insistido sobre todo en la capacidad de intervención inmediata ante una emergencia, «pues el error cero no existe y es vital atacar la fuga al principio y no después de tres o cuatro horas».

   A partir de ahora, una embarcación preparada para operativos de urgencia revisará el pantalán 24 horas al día los 365 días del año, y no cada ocho horas como hasta la fecha.

   Brufau ha revelado que la tubería que causó el último vertido desde el pantalán del Puerto «había sido chequeada por un sistema inteligente, que no detectó ningún poro, hacía un año», y ha reiterado que, a su juicio, las inversiones no llegan tarde: «Claro que si hubiésemos sustituido esa tubería, no hubiera existido esa fuga concreta, pero incluso con tuberías nuevas suceden incidencias; lo más importante es la rapidez de respuesta», ha añadido.

   Por último, Brufau se ha negado a entrar en una guerra de cifras sobre la cantidad de crudo vertida por Repsol desde octubre, ya que «es muy difícil de calcular».

   Respecto a las negligencias en la notificación a Capitanía Marítima de las manchas de crudo aparecidas en verano de 2009 tras los trabajos de prospección frente al Delta del Ebro, ha indicado que «la información que nosotros recibíamos de la subcontrata norteamericana ‘Pride’ no era la exacta».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés