Actualizar

sábado, febrero 4, 2023

Ecologistas piden al juez la intervención cautelar del sistema de aguas de la mina Cobre las Cruces

La empresa está siendo investigada por presuntos delitos contra el medio ambiente y de daños continuados después de ser descubiertas en 2008 unas 20 perforaciones no autorizadas en el acuífero Niebla-Posadas, además de un desequilibrio en el sistema de drenaje e inyección y episodios de contaminación.

   Las diligencias parten de la querella formulada contra cuatro de los directivos de ‘Cobre las Cruces’, –filial de la multinacional cadaniense ‘Inmet Mining’–, por la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico, que les atribuye un presunto delito medioambiental a cuenta de los citados hechos.

   Esta querella se remonta a 2008 y, a su vez, partía de los expedientes sancionadores incoados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) contra ‘Cobre las Cruces’ por la detracción no autorizada de 75.000 metros cúbicos de agua del acuífero Niebla-Posadas, la práctica de 20 sondeos no autorizados y el vertido de arsénico y otras sustancias contaminantes a este cauce hídrico. Estas prácticas, de hecho, motivaron que la CHG suspendiera la concesión administrativa otorgada a ‘Cobre las Cruces’ para el aprovechamiento del acuífero a través de un sistema de drenaje y reinyección de agua.

   El Ministerio Público, en su querella, consideraba que el incumplimiento de los términos de la concesión administrativa había desencadenado episodios de «contaminación metálica» y «contaminación por oxidación de las aguas drenadas» en el acuífero Niebla-Posadas, que además sufrió una detracción «neta» de 75.000 metros cúbicos como resultado de un desequilibrio en el sistema de drenaje e inyección.

ÚLTIMAS INCIDENCIAS EN LA MINA

   Ya en 2010, la Agencia Andaluza del Agua incoaba un nuevo expediente sancionador contra ‘Cobre las Cruces’ por la detracción de aproximadamente 800.000 metros cúbicos de agua del acuífero Niebla-Posadas al margen de los términos de su nuevo ‘Plan Global de Gestión de Aguas’, autorizado precisamente para restituir la concesión relativa a la explotación el acuífero tras la suspensión dictada a cuenta de los supuestos incumplimientos ya descritos.

   En octubre de 2010, además, esta mina era objeto de un nuevo expediente sancionador a cuenta de un vertido detectado en el arroyo Garnacha como consecuencia de la rotura de una tubería del complejo, toda vez que en febrero del año en curso, la Agencia Andaluza del Agua promovía otro expediente sancionador más a causa de la superación de los niveles de concentración de arsénico en el agua que el complejo inyecta al acuífero.

RELEVO DEL HIDROGEÓLOGO

   En este escenario, la federación provincial de Ecologistas en Acción ha elevado una petición a la juez Ana Escribano al objeto de que, de forma cautelar, el sistema integral de gestión de aguas del complejo minero sea «intervenido» mediante la sustitución del hidrogeólogo residente designado por la propia compañía, por un profesional externo e «independiente» designado por el propio juzgado y cuya experiencia esté avalada por el Colegio Oficial de Hidrogeólogos. «Es una medida muy razonable y tendría carácter cautelar», ha señalado a Europa Press Isidoro Albarreal, coordinador de la campaña de Ecologistas en Acción contra ‘Cobre las Cruces’.

   A tal efecto, ha recordado que el hidrogeólogo residente designado por la propia empresa, Maria José de los Reyes García, «siempre ha estado vinculada» a la compañía y su licenciatura se remonta solo al año 2006, contando únicamente con «un año» de experiencia cuando fue incorporada al control y seguimiento del sistema de aguas del recinto, formado por el sistema de drenaje y reinyección (SDR) del agua del acuífero Niebla-Posadas y las plantas de tratamientos de ósmosis inversa. Y es que Albarreal ha recordado que la última autorización otorgada por la Agencia Andaluza del Agua en cuanto al aprovechamiento del acuífero fijaba en diez años la «experiencia» que habría de aportar en su labor el hidrogeólogo residente.

«CONTROL MÁS DIRECTO»

   Dado el supuesto «incumplimiento» del deber de «control, vigilancia y seguimiento de las instalaciones y operaciones» del SDR por parte de este profesional, y los nuevos incidentes relacionados con el funcionamiento de la mina, Ecologistas en Acción cree «justificado» que el Juzgado de Instrucción número 19 orqueste una medida cautelar para «ejercer un control más directo» sobre las operaciones de gestión de aguas de ‘Cobre las Cruces’ «hasta que quede garantizado el cumplimiento» de todos los términos de la autorización de la que disfruta la empresa para aprovechar el acuífero Niebla-Posadas.

   En ese sentido, la organización solicita que sea la propia empresa quien afronte los costes económicos de la labor de un hidrogeólogo «independiente» designado por el propio juzgado. «Existe un gravísimo problema de extracciones ilegales que está poniendo en grave riesgo los suministros de agua potable de varias poblaciones del entorno», señala Ecologistas en Acción, que propone que este técnico asuma la vigilancia de las operaciones del complejo y sus vertidos al acuífero, los arroyos Garnacha, Molinos y Almendralillos, además de al dominio público marítimo terrestre.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés