El 83% de los asturianos afirma separar envases en el contenedor amarillo

Los resultados difundidos por el estudio de Ecoembes, la sociedad sin ánimo de lucro que gestiona la recuperación y reciclaje de los envases ligeros -envases de plástico, latas y briks- y los envases de cartón y papel, señalan que los asturianos de entre 35 y 44 años son los que muestran una mayor implicación en la tarea de separación en sus hogares.

   De esta manera, el 91 por ciento de los ciudadanos situados en esta franja de edad afirman separar los envases de plástico, briks y latas en el contenedor amarillo, seguidos de los asturianos de entre mayores de 45 años (85,1%). Por su parte, el 75,4 por ciento de los asturianos menores de 34 años aseguran participar en la tarea de separación de envases en sus hogares.

MAYOR CONCIENCIACIÓN

   Entre las principales conclusiones del informe destaca el aumento de la concienciación de los asturianos en la recuperación y el reciclaje de envases y la reducción de los errores a la hora de separar en sus hogares. Por tipos de envases, los asturianos identifican cada vez mejor los briks, envases de plástico y latas como los envases correspondientes al contenedor amarillo.

- Advertisement -

   De esta manera, el 75 por ciento de los asturianos identifica los briks como residuo a depositar en el contenedor amarillo, el 82 por ciento, los envases de plástico y el 76 por ciento las latas o envases de metal. Respecto a los envases del contenedor azul, el 85 por ciento de los ciudadanos sabe que debe depositar en él los envases de cartón y papel.

   En cuanto al resto de residuos que pueden ser recuperados, el informe destaca que cada vez son más los ciudadanos que saben dónde deben depositarlos y esto contribuye a que descienda el número de impropios (productos depositados erróneamente) en los contenedores azul y amarillo.

COMPROMISO CIUDADANO

   El cuidado del medio ambiente sigue siendo una de las principales motivaciones de los asturianos a la hora de separar, tal y como afirma el 67 por ciento de los encuestados, aunque aumenta la cifra de ciudadanos que consideran que es un deber ciudadano, tal y como afirma el 23 por ciento.

   Asimismo, el 23 por ciento de los asturianos asegura que lo hace para facilitar el reciclaje posterior, y el 14 por ciento lo percibe como una costumbre, lo que indica que cada vez más, la separación de residuos en el hogar es considerado un hábito para los ciudadanos.

   En cuanto al 12 por ciento de los ciudadanos que confiesa no separar, los motivos mayoritarios que esgrimen son: no disponer de espacio, no tener tiempo, la lejanía del contenedor, porque les supone un engorro, no tener costumbre o no saber donde depositar los residuos.

   El estudio revela que los hombres han aumentado su participación a la hora de separar en el hogar, a pesar de que las mujeres continúan siendo las principales responsables de esta tarea. El 58 por ciento de los ciudadanos afirma que las mujeres son las encargadas de separar, mientras que el 47 por ciento asegura que son los hombres los que asumen esta responsabilidad en el hogar, dos puntos más que los datos registrados en 2009.

   Asimismo, los datos señalan que los ciudadanos que separan sus residuos en su hogar cada vez separan más fracciones. Así, el 67 por ciento de los asturianos afirman separar entre seis y nueve tipos de residuos en sus domicilios, 22 puntos por encima de los datos recogidos en 2009 (45%).

   Esto quiere decir que además de los envases ligeros (contenedor amarillo), envases de cartón y papel (contenedor azul) y envases de vidrio (contenedor verde), también separan las pilas (punto de depósito de pilas), ropa (puntos de recogida de ropa) y medicamentos (farmacias) para su posterior reciclaje, entre otros.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés