Actualizar

domingo, enero 29, 2023

Iberdrola prevé reducir hasta casi la mitad las emisiones de óxido de nitrógeno de la central de Velilla (Palencia)

La demostración de su viabilidad sería una novedad mundial en calderas tipo arco y además garantizaría la aptitud de las instalaciones de combustión como Velilla, preparando a esta central para la futura legislación medioambiental para grandes instalaciones de combustión de carbón pulverizado.

   El proyecto ‘Coeben’ se basa en el análisis y ensayo de una tecnología alternativa a la convencional para reducir las emisiones de NOx a la atmósfera.

   Esta iniciativa de I+D de la empresa analiza el proceso de combustión del carbón en la caldera con el fin de determinar las localizaciones idóneas para realizar una inyección directa de amoniaco dentro de la misma. De esta forma, el amoniaco reacciona sin necesidad del catalizador empleado en la mayoría de los sistemas comerciales, permitiendo que esta nueva tecnología reduzca costes con respecto a las anteriores y su instalación, además, sea más rápida y sencilla.

UNA CENTRAL REFERENTE

   Iberdrola ha elegido la central térmica de Velilla para el lanzamiento de este ambicioso proyecto ya que en ella se dispone del conocimiento operativo necesario, dado que durante los últimos cinco años ha sido un referente en el ámbito de los proyectos de reducción de emisiones.

   Además de la puesta en marcha de la nueva desulfuradora en el grupo II de la central, en diciembre de 2008, para la minimización de las emisiones de óxido de azufre (SOx), se han llevado a cabo desde 2005 distintas actuaciones de I+D en la instalación velillense con el objetivo de reducir también las emisiones de NOx, consiguiendo su disminución en cerca de un 70%.

   Gracias a pequeñas modificaciones en los equipos existentes, la Compañía ha logrado importantes resultados que no hubieran sido posibles sin llevar a cabo grandes proyectos si se hubiera empleado tecnología comercial.

   En esta iniciativa también intervienen, siempre bajo la coordinación de Iberdrola, la Universidad de Valladolid, que está realizando modelizaciones que permiten determinar con anterioridad cómo se va a comportar la combustión, y la empresa Inerco, que aporta la tecnología. Asimismo, la Agencia de Inversiones (ADE) de Castilla y León ha querido participar con una subvención de más de 350.000 euros.

   Este proyecto se enmarca en el conjunto de medidas de reducción del impacto ambiental que está impulsando Iberdrola en sus centrales térmicas y es una nueva muestra de que la compañía es una empresa responsable que trabaja y lucha contra el cambio climático y a favor del desarrollo sostenible.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés