Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

Greenpeace lamenta que los responsables de la contaminación del embalse de Flix (Tarragona) pagarán el 5% de los daños

Tras la presentación del informe ‘Consecuencias ocultas’, en el que se analizan varios casos de contaminación industrial del agua en diferentes partes del planeta, la organización ecologista subraya el caso en España protagonizado por la empresa Erkimia –actualmente Ercros–.

   Greenpeace considera que la cantidad que tendrá que pagar la actual Ercros es «simbólica e insultante», y lejos de aplicar el principio de quien contamina paga, el grueso de los costes de las obras de descontaminación que ya están en marcha recaerán sobre los contribuyentes.

   De los 223,3 millones de euros que está previsto que costará extraer los lodos tóxicos que se acumulan en el fondo de Flix, los Fondos de Cohesión de la Unión Europea aportarán algo más de la mitad de esta cantidad, mientras que el resto recaerá en los gobiernos de España y Catalunya.

   El embalse de Flix contiene una gran cantidad de lodos contaminados que tienen su origen en vertidos históricos de la empresa Erkimia, que se asienta en el margen derecho, y también en los cambios en el río Ebro en ese punto, debido a la construcción de las presas de Mequinenza, Ribarroja y Flix.

   Greenpeace critica en su informe que Ercros «no ha pagado por las consecuencias de la producción sucia y ha transferido los costes de saneamiento a los contribuyente», lo que considera un ejemplo claro de lo complejo y caro que lleva limpiar la contaminación por una producción industrial irresponsable con el medio ambiente, que en el caso de la antigua Erkimia supuso la utilización de sustancias químicas peligrosas como el cloro y el mercurio durante más de un siglo.

   De hecho, la ONG asegura que la descontaminación total es inviable, y recuerda que buena parte de los contaminantes ya se han introducido en las cadenas alimentarias de los ecosistemas, mientras que el proceso judicial que ha dado lugar al inicio de las obras se ha demorado durante 15 años.

RESTITUCIÓN TERRITORIAL

   La descontaminación de Flix incluye también un Plan de Restitución Territorial, fruto del acuerdo con todas las instituciones y organismos competentes, entre ellos la Generalitat, que supone además la garantía de abastecimiento para los 185.000 habitantes de 71 municipios de la zona.

   Las obras de descontaminación están declaradas de interés general, prioritarias y urgentes, y consisten en la extracción, tratamiento, transporte y vertido en depósito controlado de dichos residuos contaminados, y forman parte del Plan Integral de Protección del Delta del Ebro.

   En un primer momento, los técnicos procederán al aislamiento de la zona contaminada, para evitar filtraciones, tras lo que procederán a la extracción de los lodos y su posterior tratamiento.

   Para este último proceso, Ercros ha cedido unos terrenos de su propiedad, en los que se llevará a cabo el proceso de acumulación y descontaminación de los lodos.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés