La EDAR de Viana (Valladolid) funcionará en el verano de 2012

La planta recogerá las aguas de los colectores emisarios que vierten actualmente sus aguas directamente al río Cega y las tratará para devolverlas al mismo, ya depuradas.

   Los influentes; es decir, las aguas entrantes, pasarán un proceso en el que, en primer lugar, se les eliminará de componentes sólidos a través de tamices, desarenadores, una reja metálica y un proceso de eliminación de grasas.

   A continuación, el ‘licor’ resultante pasará a un reactor biológico donde se concentrarán los organismos bacterianos que posea el agua y que se alimentan del oxígeno que posee este líquido. Un decantador servirá para separar el agua limpia, situado en la superficie, de los fangos del fondo, y verterá la primera, conocida como efluente, de nuevo al río Cega.

   Por último, los fangos serán espesados y deshidratados, tras lo que pasarán a un silo en el que se almacenarán un tiempo antes de que sean destinados a fines como el agrícola, en función de sus componentes químicos.

- Advertisement -

   La depuradora, que cuenta con una inversión de 2.700.000 euros, se suma a las otras siete que la Junta de Castilla y León construye actualmente en la provincia, como son las de Campaspero, Serrada, Santovenia de Pisuerga y los emisarios de Laguna de Duero-Puente Duero, Alaejos y La Seca, y cuyo importe conjunto suma 18 millones de euros.

   En declaraciones recogidas por Europa Press, Silván ha destacado que en la actualidad existen en Valladolid 18 depuradoras que han supuesto una inversión de más de 90 millones, al tiempo que ha insistido en el «esfuerzo» desarrollado por el Ejecutivo autonómico para «mejorar la calidad de vida de los ciudadanos» y «respetar el medio ambiente» en el actual marco «de crisis económica».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés