Campaña del reciclaje impulsada por Xunta de Galicia

 

Una carpa atendida por educadores especializados recorrió, desde septiembre de 2012, un total de 66 concellos con porcentajes de “impropios” en el contenedor amarillo situados entre el 31 y el 40 por ciento. El objetivo último de esta actuación, bautizada con el lema “Separemos ben, reciclaremos mellor”, no era otro que el de contribuir, a través de la formación ambiental de la ciudadanía, a incrementar las tasas de reciclado en nuestra comunidad, conforme a lo establecido en el plan gallego de gestión de residuos urbanos 2010-2020. La estrategia de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje) protagonizó las distintas jornadas informativas materializadas a pie de calle y en colegios, que se complementaron con talleres, juegos y material didáctico y divulgativo.

 

Los que así lo desearon, tuvieron la oportunidad de someterse a pruebas de evaluación de conocimientos, evidenciando en algunos casos la confusión existente en torno a los materiales a depositar en el recipiente de color amarillo. De los comentarios realizados por los participantes, se deduce que la recogida selectiva es concebida como un gesto muy importante, pero siguen existiendo dudas respecto a la correcta separación de residuos.

 

La campaña del reciclaje impulsada por la Consellería de Medio Ambiente y el Sistema Integrado de Gestión Ecoembes bajo el lema “Separemos ben, reciclaremos mellor”, y cuyo objetivo no era otro que el de incentivar la recuperación de residuos en Galicia mediante la mejora de la segregación en origen y correcto depósito de los mismos en los distintos contenedores de recogida selectiva, se salda con un balance positivo al haber propiciado la participación directa en la misma de 17.000 personas de distintos puntos de Galicia, contabilizando en esta cifra al vecindario en general y escolares.

 

ALCANCE

 

La iniciativa, enmarcada en el plan gallego de gestión de residuos urbanos 2010-2020, y que arrancó en septiembre de 2012, se materializó en 66 concellos con porcentajes de impropios en el contenedor amarillo situados entre el 31 y el 40 por ciento. De éstos, 16 pertenecían a la provincia de A Coruña, 17 a la de Lugo, 23 a la de Ourense y 10 a la provincia de Pontevedra. En todos los casos se desplegaron un buen número de actividades de concienciación y sensibilización social donde las buenas prácticas en la gestión sostenible de los desechos, uno de los mayores desafíos ambientales a los que las sociedades avanzadas deben hacer frente, constituyeron el epicentro de las distintas jornadas llevadas a cabo.

 

Así, la estrategia de las tres erres se convirtió en la auténtica protagonista al recordar los educadores la necesidad de reducir la producción de desperdicios a través del consumo responsable, de reutilizar los productos mediante el alargamiento de su vida útil, y de activar la participación de la población en los mecanismos de recogida selectiva, haciéndose necesaria la adecuada segregación de materiales en origen y correcto depósito de los mismos en los diferentes contenedores: amarillo, para los envases ligeros (envases de plástico, latas y briks); azul, para los envases de cartón y papel; iglú verde, para los de vidrio, y verde convencional, para los restos no reciclables, que Sogama consigue transformar, con todas las garantías para el medio ambiente y la salud pública, en energía eléctrica.

 

Además, el compostaje doméstico estuvo presente en todo momento por constituir una magnífica opción para el tratamiento de la materia orgánica generada en el medio rural, completando su ciclo de recuperación en las propias viviendas al convertirla en un abono natural de alta calidad con el que fertilizar jardines, huertos y tierras de cultivo. De esta forma, y más allá de las ventajas medioambientales que trae consigo el autocompostaje, los entes locales podrán ver disminuida la frecuencia de recogida de los contenedores genéricos y, por tanto, el importe de la factura que deben pagar a Sogama por los servicios prestados.

 

Así, el mensaje global que se pretendió difundir es que la correcta gestión de los residuos es cosas de todos, resaltando la importancia que tiene la participación del conjunto de la ciudadanía en las mayores posibilidades de reciclaje de muchos de los materiales que cada día depositamos en los contenedores de recogida selectiva, a nuestra disposición a pie de calle.

 

CARPA INFORMATIVA ITINERANTE Y CHARLAS EN COLEGIOS

 

En los 66 ayuntamientos visitados, una carpa permaneció durante 70 jornadas a disposición del vecindario para que éste recibiesen la oportuna formación en la gestión sostenible de los residuos, que se nutrió con diverso material didáctico y divulgativo, teniendo la oportunidad de participar en juegos e incluso la opción de chequear su nivel de conocimientos a través de pruebas específicas diseñadas ad hoc.

 

Las dudas más comunes se referían sobre todo al concepto de envase de plástico, siendo habitual que el ciudadano asocie el contenedor amarillo con los plásticos en general y no con los envases y envoltorios, prestándose a confusión objetos tales como los juguetes de plástico y las cintas VHS y CDs/DVDs.

 

En el ámbito rural, la limitación más acusada podría ser la gran dispersión de la población, lo que dificulta que todos los vecinos tengan a mano los contenedores, implicando un mayor esfuerzo por su parte.

 

De los comentarios trasladados por los ciudadanos, podría deducirse que, de forma global, consideran que la separación de la basura constituye un gesto muy importante y, aunque conocen el sistema de recogida selectiva, suelen tener dudas a la hora de clasificar los residuos. También son conscientes de que generamos una cantidad importante de basura, extremo del que con frecuencia se olvidan en el momento de realizar las compras.

 

Asimismo, se visitaron 119 centros escolares, contando con 173 intervenciones. Los destinatarios fueron fundamentalmente los alumnos de 5º y 6º de primaria, a quienes se obsequió con charlas, talleres y juegos para facilitar la asimilación lo aprendido y su posterior aplicación práctica, y no solo en la escuela, sino también en el ámbito familiar.

 

ACCIONES COMPLEMENTARIAS

 

Las aproximadamente 200.000 viviendas incluidas en esta iniciativa recibieron, mediante buzoneo, un folleto informativo sobre cómo debemos separar los diferentes tipos de materiales en nuestros hogares. Para aquellas personas que visitaron la carpa, así como para los escolares, se reservó diversos recursos educativos y promocionales (cuadernillos, pasatiempos, unidades didácticas, lotes de bolsas de recogida selectiva, imanes de nevera, etc).

ECOticias.com

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés