El Plan de Residuos en Fontcalent (Alicante) no se implementa adecuadamente

En cuanto al origen, el 57,81% (125.791 t) correspondieron a residuos urbanos generados en la ciudad de Alicante y el resto 91.796 t provinieron de residuos importados procedentes de la Planta de Transferencia de Rótova (La Safor), generados en el ámbito del Plan Zonal de las zonas X, XI y XII (área de gestión 2)

Según los datos de la Memoria Anual de Gestor de Residuos del 2013 a los que ha podido acceder Ecologistas en Acción del País Valenciano en el ejercicio del derecho a la información ambiental, en el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Alicante, gestionado por INUSA, los residuos entrantes en 2013 fueron 217.587 toneladas, que en su mayor parte fueron residuos urbanos mezcados (215.261 t), seguidos de residuos voluminosos (1.899 t) y maderas (427 t). Se vertieron en el vertedero anexo el 71,85% (156.339 t), superando el 44%, valor máximo desviado a vertedero permitido por el PIRCV.

En cuanto al origen, el 57,81% (125.791 t) correspondieron a residuos urbanos generados en la ciudad de Alicante y el resto 91.796 t provinieron de residuos importados procedentes de la Planta de Transferencia de Rótova (La Safor), generados en el ámbito del Plan Zonal de las zonas X, XI y XII (área de gestión 2), con el que Andrés Llorens en nombre del Ayuntamiento de Alicante y el Consorcio correspondiente acordaron un convenio en octubre de 2012 para poder acoger hasta 140.000 t/año como máximo en la planta de Alicante, mientras no se construyeran las instalaciones previstas en ese Plan Zonal (Planta de Tratamiento y vertedero de Llanera de Ranes), ahora en un limbo, dado que la mayoría de alcaldes de las poblaciones integradas en ese Consorcio se oponen a su construcción. Por esa importación de residuos domésticos, que provienen de varias comarcas del sur de la provincia de Valencia (La Safor, La Costera, La Canal de Navarrés, etc) el concesionario del Plan Zonal X, XI y XII (área de gestión 2) la mercantil VYTRUSA (una UTE formada por FCC y Dimesa) ha transferido a las cuentas de Inusa en 2013 alrededor de 5 millones de euros, ya que la tasa acordada fue de 50 euros la tonelada más IVA.

Sigue sorprendiendo, a pesar de las campañas publicitarias de propaganda de INUSA y del Ayuntamiento de Alicante, la bajísima recuperación de materiales que se lleva a cabo en la planta de reciclaje y compostaje de INUSA, denunciada repetidas veces por Ecologistas en Acción, incluso ante instancias europeas. Según los datos de la Memoria de Gestor de Residuos de 2013 se recuperaron un total de 4.196 t de diversos materiales (metales férricos, madera, PET, biogás, etc), que supone el 1,93% del total de residuos entrantes.

- Advertisement -

Esa baja recuperación incumple las determinaciones del PIRCV aprobado en junio de 2013, que impone un mínimo de recuperación de materiales del 9%, excluyendo el compost. Los últimos datos públicados por la Conselleria de recuperación de materiales en esa instalación fueron los del 2011, con una tasa de recuperación de 1,1%. A pesar de esa bajísima recuperación de materiales la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente concedió a INUSA una Autorización Ambiental Integrada en marzo de 2012 para ampliar el vertedero en un 50% de capacidad con una 5ª celda, autorización que fue recurrida ante el TSJCV por parte de Ecologistas en Acción del País Valenciano y del grupo municipal de Esquerra Unida.

Ecologistas en Acción quiere denunciar que todavía no existen planes en la ciudad de Alicante para el inicio de la recogida selectiva de la materia orgánica, que es otra determinación incumplida del PIRCV. Ya en el Plan Zonal de la zona XVI, cuyo ámbito incluye solamente a la ciudad de Alicante, se acordó el inicio de esa recogida en 2010 y en la concesión en septiembre de 2013 de la contrata de la recogida y tratamiento de los residuos domésticos por parte del Ayuntamiento de Alicante a la UTE Alicante, se pospone sine die ese inicio de la recogida selectiva de la materia orgánica, imprescindible para asegurar la elaboración de un compost homologado de calidad, que se pueda utilizar en tareas agrícolas, y evitar la contaminación del resto de fracciones y aumentar así la tasa de reciclaje. La Ley estatal de residuos 22/2011, exige ese requisito y solamente la materia orgánica recogida selectivamente puede ser la materia prima para elaborar compost.

De otra forma las 12.762 t de material bioestabilizado producido en la planta de compostaje de Alicante en 2013 han de depositarse obligatoriamente en el vertedero municipal, sin sacar ningún provecho de esa materia orgánica, imprescindible en la regeneración y fertilidad de los suelos valencianos, tan necesitados de ella.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés