Asturias quiere arrancar la incineradora de residuos de Mieres

Lamentamos que el Principado de Asturias haya hecho caso omiso de las muchas alegaciones que presentamos al cambio de combustible de la Central Térmica de La Pereda, que se publica hoy en el Bopa.

Quemar los residuos como combustible en una térmica

Asturias quiere arrancar la incineradora de residuos de Mieres. Se presentaron cerca de 1000 alegaciones. Entre ellas 21 asociaciones de vecinos de la zona. 800 particulares y el Ayuntamiento de Mieres. No se atendió ninguna a pesar de que todas insisten el peligro que supone quemar residuos en la térmica. El mismo peligro que denunciaron los vecinos de Gijón, Llanera y Corvera con la incineradora de Serin que ahora se cambia para Mieres.

La nueva autorización permite convertir la térmica de Hunosa en una incineradora de residuos. Para la valorización de combustible sólido recuperado de residuos (CSR). Muy a pesar de la oposición de los vecinos del entorno, contra este peligroso proyecto al que desde la Coordinadora Ecoloxista nos opusimos desde su presentación.

Lo que llaman valorización es muy peligroso

Que  se quemen los residuos como combustible en una térmica. Lo que llaman valorización es muy peligroso para la salud y para el medio ambiente. Por sus emisiones atmosféricas contaminantes. Así como las emisiones de efluentes líquidos producidos en el sistema de purificación de gases. Y la generación de residuos sólidos secundarios (cenizas y escorias).

Los estudios científicos avalan que la incineración de residuos plásticos como los proyectados es una fuente importante de contaminación atmosférica. Y se liberan a la atmósfera gases tóxicos como dioxinas, furanos, mercurio y bifenilos policlorados. Además la quema de cloruro de polivinilo libera halógenos peligrosos. Las sustancias tóxicas liberadas suponen una amenaza para la vegetación, la salud humana y animal y el medio ambiente en su conjunto.

Puerta de atrás de la incineración

- Advertisement -

La composición media de los CSR en Europa es 31 % de plásticos, Un 13 % de papel y cartón, Y un 12 % de madera. El un 14 % de textiles y un 30 % de otros materiales. El combustible sólido recuperado (CSR) que nos venden como algo inocuo. Es más que los residuos clasificados, secados, pero mezclados. Con lo cual su combustión es tan peligrosa como lo eran antes todos separados, de hecho se le llama la puerta de atrás de la incineración por la variedad de productos que queman todos mezclados.

Lo que sí demuestran los numerosos estudios de seguimiento que se han hecho sobre la combustión de residuos en diferentes instalaciones (térmicas, cementeras, cerámica, incineradoras, etc.) que para nada son inocuos, generan graves contaminantes durante la combustión y la postcombustión. Los estudios han vinculado las dioxinas y furanos a cáncer y enfermedades respiratorias, sobre todo en los niños ya que su sistema respiratorio puede no estar completamente desarrollado.

 

Hay que recordar que Asturias viene presentando de los peores datos de calidad del aire de España en partículas y benceno, unos contaminantes que se va generar con la quema de residuos en Mieres. Ya en la térmica había problemas que Hunosa escondía, al retirar la estación de control que tenía en Ablaña a un lugar más alejado del foco emisor. Asturias quiere arrancar la incineradora de residuos de Mieres. Coordinadora Ecoloxista d’Asturies.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés