Objetivo 2015 de la Directiva Marco de Agua

 

 

 

 

- Advertisement -

 

 

 

 

El calendario de la directiva marco está claro:

 

En diciembre de 2008 debía presentarse al público los planes de gestión de las cuencas hidrográficas, en diciembre de 2009, se publicarían los primeros planes de gestión de las cuencas hidrográficas y en diciembre de 2015, las aguas deberán alcanzar un buen estado.

 

La forma de hacerlo, es a través de un proceso de participación pública en la planificación, basada en la transparencia de la información. Además, cada Estado debe designar autoridades competentes que serán las responsables de dar cumplimiento a la Directiva.

 

A fecha de hoy, y estamos casi en diciembre de 2009 únicamente la Demarcación hidrográfica de Baleares esta en consulta pública (6 meses), a la espera de que el resto de las demás demarcaciones presenten sus planes de gestión de cuenca. Llevamos entonces un retraso de más de un año, por lo que se prevé que hasta finales 2010, principios del 2011 no tengamos hechos los planes de gestión de cuenca de las diferentes Confederaciones hidrográficas.

 

España es uno de los países que más retraso acumulativo lleva con respecto a otros países de la UE, principalmente por problemas de coordinación de competencias.

Deberemos estar atentos al periodo de información pública de los planes de gestión de cuenca, y que se cumplan los derechos de los ciudadanos a tener toda la información ambiental, en virtud de la Directiva sobre acceso a la información.

 

Los aspectos en los que se tendrá que poner especial atención, serán la participación pública efectiva en la toma de decisiones , la recuperación de costes (tanto económica, social como ambiental), el control de excepciones, sobre todo en un país como España para que la excepción no sea la regla.

 

Las excepciones de los objetivos ambientales de la Directiva Marco de Agua no deben afectar a los fines de la Directiva ni deben suponer un deterioro de las zonas protegidas.

Deberemos tener en cuenta la garantía de los objetivos ambientales de buen estado de las masas de agua, el respeto de las zonas protegidas de la Red Natura 2000, y los regimenes ecológicos de caudales.

 

 

 

 

La integración de los objetivos de la Directiva Marco de Agua en las políticas sectoriales, sobre todo de la política agrícola, es fundamental para la protección de las masas de agua, y del cumplimiento de sus objetivos ambientales para el 2015.

 

La integración se refiere a la necesaria cooperación y coordinación entre administraciones, así como a la integración de los diferentes niveles de decisión (local, regional, nacional, europeo), y hasta ahora esto no se está consiguiendo al nivel deseado. Las propias autoridades europeas competentes de la vigilancia por el buen cumplimiento del Derecho Comunitario no han dado suficiente atención a las múltiples infracciones ambientales que son provocadas por actividades diversas. Como indica la consideración 16 de la DMA, » Es necesaria una mayor integración de la protección y la gestión sostenible del agua en otros ámbitos políticos comunitarios, tales como la políticas en materia de energía, transporte, agricultura, pesca, política regional y turismo. La presente Directiva sentará las bases de un dialogo continuado y de la elaboración de estrategias encaminadas a reforzar la integración de los diferentes ámbitos políticos,..»

 

De seguir con la actual tendencia de no integración de los diferentes aspectos de actividad humana relacionada con el agua, no se podrá cumplir los objetivos marcados por la DMA para el año 2015. Existe el riesgo de no llegar nunca a cumplir los objetivos de la Directiva marco de Agua en muchas zonas de España, debido al intenso proceso de urbanización masiva y el impacto de la agricultura intensiva en regiones con escasez hídrica.

 

Normalmente los informes emitidos por las Confederaciones hidrográficas informando de la no existencia de suficientes recursos hídricos suelen ser obviados por las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos a la hora de realizar sus planeamientos urbanísticos, y consecuentemente, se alejan de la finalidad de la Directiva Marco de Agua.

 

Es importante remarcar que no hace falta esperar al 2015 para exigir el cumplimiento de la DMA. Debe realizarse lo antes posible el mapa del agua con la delimitación geográfica de las cuencas hidrográficas y demarcaciones hidrográficas y deben realizarse los planes de cuenca respetando los objetivos ambientales reflejados en la Directiva. Tenemos todavía casi 5 años para hacer que nuestros caudales ecológicos sean buenos y cumplir de esta manera con la Directiva en tiempo y plazo.

 

Sonia Ortiga

Coportavoz de la Coordinadora Verde

 

Sonia Ortiga – Coordinadora Verde / ECOticias.com (Todos los derechos reservados)

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés